El mundo de los sentimientos y emociones, cómo operan e influyen en mi vida

San Ignacio en relación al fin de los Ejercicios Espirituales, en el Número 21 de éstos dice “Ejercicios Espirituales para vencerse a sí mismo y ordenar su vida, sin determinarse movido por inclinación (afecto) alguna que desordenada sea”. El orden tiene que ver con el fin de la vida del hombre, uno se ordena para lograr algo, y ese algo proponen los Ejercicios es “solo el servicio y alabanza de Dios nuestro Señor”, como se indica en diferentes números.

San Ignacio en relación al fin de los Ejercicios Espirituales, en el Número 21 de éstos dice “Ejercicios Espirituales para vencerse a sí mismo y ordenar su vida, sin determinarse movido por inclinación (afecto) alguna que desordenada sea”. El orden tiene que ver con el fin de la vida del hombre, uno se ordena para lograr algo, y ese algo proponen los Ejercicios es “solo el servicio y alabanza de Dios nuestro Señor”, como se indica en diferentes números.

Entendiendo las inclinaciones o afectos, en lenguaje de hoy como emociones o sentimientos que nos atraen o nos alejan de objetos materiales o psicológicos, circunstancias o personas; comprendemos que San Ignacio, con gran sabiduría y conocimiento del hombre, nos invita a ordenar nuestra vida emocional para poder mejor servir y alabar a Dios.

La biología hoy con todos los avances de la ciencia, está mostrando que la intuición de Ignacio es de una profunda sabiduría. Cada vez con mayor evidencia se encuentra, que quien guía la conducta humana son las emociones, éstas “tiñen” nuestro pensamiento, es decir guían la elección de ideas, nos generan sensaciones corporales que consideramos agradables o desagradables y preparan nuestro cuerpo para realizar ciertos actos y lo alejan de otros, por ejemplo, la rabia prepara nuestro cuerpo para atacar y lo aleja de la pasividad, ayuda a escoger pensamientos que en momentos de tranquilidad probablemente no tendríamos. Es decir, las emociones son un elemento central en la construcción de nuestra relación con Dios y con los demás.

El conocer nuestro mundo interior, implica conocer nuestro mundo emocional, implica conocer nuestra relación afectiva con el Señor y con los demás, implica saber que nuestra comunicación con el Señor y con los demás, es en gran medida por medio de la afectividad. Saber esto lleva a humildemente tener un punto de partida, a encontrar pistas de lo que debemos “ordenar” para recorrer este camino acompañados por el Señor y por aquellos que Él ha puesto en nuestro camino.

Lo que encontramos en nuestro mundo interior a veces nos gusta, otras no tanto, pero es lo que humildemente somos. La invitación no es a reprimir lo que nos desagrada, o a desatar lo que nos agrada, sino a ordenar, a construir “nuestro propio” equilibrio ayudados por el Señor, para poder mejor servirle a Él y a todos aquellos que nos ha invitado a servir en el mundo.

Ps. Margarita Sprovera.

Descubre el mundo de tus emociones y sentimientos, estrecha tu relación con Dios y con los demás…Infórmate y Participa! Clic aquí.


2 comentarios en “El mundo de los sentimientos y emociones, cómo operan e influyen en mi vida

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>