11 noviembre Comentario del Evangelio

“Jesús enseñaba a la multitud: Cuídense de los escribas. Les gusta pasear con largas túnicas, que los saluden por la calle, buscan los primeros asientos en las sinagogas y los mejores puestos en los banquetes. Con pretexto de largas oraciones, devoran los bienes de las viudas. Ellos recibirán una sentencia más severa.

Jesús se sentó frente a la sala del tesoro del Templo y miraba cómo la gente depositaba su limosna. Muchos ricos daban en abundancia. Llegó una viuda pobre y echó unas moneditas de muy poco valor. Entonces llamó a los discípulos y les dijo: Les aseguro que esa pobre viuda ha dado más que todos los demás. Porque todos han dado de lo que les sobra; pero ella, de su indigencia, ha dado todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir“. Marcos 12 (38-44).

Comentario del Evangelio:

Jesús ya ha entrado en Jerusalén y ha realizado la “purificación del templo”… Se acerca su “hora”, la hora de la entrega total al Padre y a la Humanidad, por Amor. Está enseñando en el Templo. Una vez más enseña a partir de lo que ve:

  • ve a los escribas preocupados por la imagen, atraen la atención de la gente hacia sí mismos buscando prestigio y beneficio.
  • ve “cómo” se hacen los donativos. Observa  y valora el don de la pobre viuda que pasa desapercibido para todos. Sintoniza con ella en este gesto de generosidad sin límites. Llama a sus discípulos porque pueden aprender de esta mujer que actúa de manera callada y humilde.

El “cuídense” de Jesús que me habla de un Dios que mira más el corazón que las apariencias…
El “Les aseguro”, me centra en la actitud de la viuda que pone la totalidad de su ser y de sus recursos en manos de Dios. Tiene un corazón grande y una total confianza en Él.
Me está queriendo decir que puedo ser generosa/o sin dejar de ser egoísta, que la cuantía de la limosna no tiene ninguna importancia; sólo tendrá valor si, al hacerla, entrego algo de mí misma/o.
Me acerco a Jesús, el gran icono de la desmesura, del don total. Dialogo con Él, aprendo de Él y de la gente sencilla que sabe compartir..

Hna. Divina Berasaluce.