21 noviembre Comentario del Evangelio

“Jesús estaba hablando a la multitud, cuando su madre y sus hermanos, que estaban afuera, trataban de hablar con Él. Alguien le dijo: “Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte”.

Jesús respondió. “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?” Y señalando con la mano a sus discípulos, agregó: “Éstos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre””. Mateo 12 (46-50).

Comentario del Evangelio:

Jesús en esta parábola nos previene, nos muestra con ejemplos acerca de las consecuencias que acarrea el mal y buen uso de los múltiples dones que se nos entregan a cada uno de nosotros, lo anterior sin ningún merecimiento en especial, es esta historia acerca del fin de los tiempos (juicio final) de como seremos juzgados acorde al modo de nuestro proceder, y no es que el juez sea en extremo severo, sino al contrario es simplemente justo y a cada cual da lo suyo acorde con su actuar, ya que somos nosotros los que no nos entregamos con ahínco y con la suficiente diligencia en la construcción del Reino, especialmente con la humildad necesaria, porque la acción de nuestras manos no es nuestra solamente, sino para el bien de muchos.

Gerardo Polanco

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>