25 noviembre Comentario del Evangelio

“Pilato llamó a Jesús y le preguntó: “¿Eres Tú el rey de los judíos?”

Jesús le respondió: “¿Dices esto por ti mismo u otros te lo han dicho de mí?”

Pilato replicó: “¿Acaso yo soy judío? Tus compatriotas y los sumos sacerdotes te han puesto en mis manos. ¿Qué es lo que has hecho?”

Jesús respondió:

“Mi realeza no es de este mundo. Si mi realeza fuera de este mundo, los que están a mi servicio habrían combatido para que Yo no fuera entregado a los judíos. Pero mi realeza no es de aquí”.

Pilato le dijo: “¿Entonces Tú eres rey?” Jesús respondió:

“Tú lo dices: Yo soy rey. Para esto he nacido y he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. El que es de la verdad, escucha mi voz””. Juan 18, (33b-37).

Comentario del Evangelio:

En este evangelio podemos contemplar a Jesús en pleno juicio y en la mitad de su pasión. Está preparado interiormente para enfrentar lo que le toque vivir. No se apremia ni se apresura a querer defenderse o atacar o a cambiar de pensamiento ni postura. Está convencido de su Filiación con Dios, su Padre. No busca aprobación ni se retracta. Está afirmado en el amor y en el deseo de cumplir la voluntad de su Padre, de mostrar el camino de los hijos. Tiene una confianza absoluta en el Reino de su Padre y en su vida futura. Contemplamos aquí a Jesús sólido y firme en el sufrimiento y frente al riesgo de perder su vida de una manera tan cruenta e ignominiosa. Lo podemos contemplar manso y humilde frente a las falsas acusaciones que se hacen en su contra y al modo en que el pueblo judío se precipita contra Él.

Hna. Gloria Neira.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>