Abramos diálogo con Dios

ANTE LO QUE VIVIMOS EN CHILE

El Papa Francisco nos ha alentado, a propósito de la situación dolorosa que estamos viviendo en nuestro país, a que “a través del diálogo se pueda trabajar para encontrar soluciones a la crisis y hacer frente a las dificultades que la han generado, por el bien de toda la población”.
Me parece que son palabras muy sabias que debiéramos hacer nuestras.
Hay problemas nacionales que hemos soportado por mucho tiempo y donde los más perjudicados han sido los que viven la indefensión en sus vidas.
Para enfrentar una enfermedad hay que atreverse a encararla. Esto es lo que han estado haciendo muchos chilenos con sus protestas pacíficas durante estos días.
Ahora hay que abrir el diálogo con todos los agentes sociales para sanarnos y promover avances significativos.
Facilitará aquello experimentar paz en el corazón interior y ahuyentar la rabia que tenemos, dejando de lado toda agresión física y de palabra. En nuestro santuario personal debiéramos abrir un diálogo con Dios que nos permita reconciliarnos con nosotros mismos y con nuestras heridas.
A medida que pacifiquemos nuestra intimidad podremos proponer medidas justas y adecuadas para salir todos juntos de esta crisis.

Que el Señor nos regale su bendición.

P. Juan Díaz SJ.
Director Centro de Espiritualidad Ignaciana

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>