Diario Reflexiones

32ª Semana del tiempo durante el año

En estas semanas tensas que hemos vivido, seguramente todos los días, si no a cada hora, se nos ha hecho presente la pregunta: “¿qué haría Jesucristo en mi lugar?” Es un momento, entonces, para prestar atención y agradecer las palabras de san Pablo a los cristianos de Tesalónica que escuchamos en este domingo: “Que nuestro Señor Jesucristo y Dios, nuestro Padre que nos amó y nos dio gratuitamente un consuelo eterno y una feliz esperanza, los reconforte y fortalezca en toda obra y en toda palabra buena”.

Aunque, en nuestras actuales circunstancias, estas palabras suenen utópicas, no cabe duda de que nuestra fe nos anima a vivir en una esperanza feliz e invencible, como la de los siete hermanos cuya resistencia vence a la tiranía de Antíoco. A eso nos anima Jesús, cuando nos dice que Dios “no es un Dios de muertos, sino de vivientes”. Y, de paso, respondiendo a las preguntas capciosas de los saduceos, nos ayuda a percibir la resurrección y la vida eterna como la realización plena de las bodas de Dios-Esposo, con su Pueblo-Esposa, de las que las bodas humanas son sacramento; es decir, el matrimonio es signo e instrumento del amor definitivo que viviremos en Dios, en la alegría perpetua del banquete nupcial definitivo. Entonces entraremos en la plenitud del amor, que en nuestra vida terrena sólo vislumbramos y esperamos alcanzar. El matrimonio y el celibato por el Reino son caminos de aprendizaje para que, al fin de nuestra vida mortal se nos examine sobre el amor. Nos abrimos, mientras tanto, a la acción del Espíritu, que puede “reconfortarnos y fortalecernos en toda obra y en toda palabra buena”.

Nos vamos acercando ya al fin del año litúrgico; por eso, la liturgia nos invita también a mirar hacia el fin de los tiempos y nos recuerda que debemos estar preparados. Igualmente, el leccionario ferial nos lleva, en las primeras lecturas, al período postexílico. En esta semana, nos alimentamos del libro de la Sabiduría, uno de los más nuevos del A.T., compuesto en Alejandría, entre fines del siglo II y mediados del I antes de Cristo. Se trata de una reflexión que nos anima a buscar al Señor en la creación y en la historia. Por su parte, el evangelio de san Lucas nos hace contemplar el ministerio de Jesús en Jerusalén, insistiendo en la necesidad de que estemos preparados para el momento final. Pero, se nos anima a la esperanza: Dios santifica a sus elegidos.

En el santoral, el lunes 11 celebramos a san Martín de Tours (+397), nacido en Hungría, soldado romano que se hizo cristiano, luego monje, y obispo de Tours (actual Francia) desde el 371. El martes 12 se celebra a san Josafat obispo y mártir (1580-1623), muerto en la actual Bielorrusia por promover la unión con la iglesia romana. El viernes 15 se recuerda a sanAlberto Magno (+1280), maestro de santo Tomás de Aquino. El sábado se puede recordar a santaMargarita, reina de Escocia (+1093), o a santaGertrudis, religiosa (+1301). Por su parte, el calendario de la Compañía de Jesús celebra el miércoles 13 a sanEstanislao de Kotska, novicio polaco, modelo de constancia en su vocación (+1568), el jueves 14 a sanJosé Pignatelli (+1811), aragonés, que es el eslabón entre la antigua y la nueva Compañía. y el sábado16, además de recordar a los mártires del Paraguay, muertos en 1628, Roque González de Santa Cruz, Juan del Castillo (que trabajó dos años en Chile) y Alfonso Rodríguez, recordamos a Ignacio Ellacuría y compañeros asesinados en 1989 en El Salvador, junto con las dos colaboradoras laicas de su casa.

JOSÉ M. ARENAS SJ
Liturgista amateur y colaborador frecuente del sitio Jesuitas Chile. Da Ejercicios Espirituales y forma parte del equipo del Centro de Espiritualidad Ignaciana. Consultor del Arzobispado, de la Conferencia Episcopal y de la Santa Sede en temas de ecumenismo y diálogo interreligioso.

Evangelio de esta Semana (noviembre 11)

Semana del 11 al 17 de noviembre 2019

LUNES 11 DE NOVIEMBRE DE 2019.  SAN MARTIN DE TOURS | LUCAS 17. 1-6
1 Después dijo a sus discípulos: “Es inevitable que haya escándalos, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! 2 Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de moler y lo precipitaran al mar, antes que escandalizar a uno de estos pequeños. 3 Por lo tanto, ¡tengan cuidado! Si tu hermano peca, repréndelo, y si se arrepiente, perdónalo. 4 Y si peca siete veces al día contra ti, y otras tantas vuelve a ti, diciendo: “Me arrepiento”, perdónalo”.  5 Los Apóstoles dijeron al Señor: “Auméntanos la fe”. 6 Él respondió: “Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, y dijeran a esa morera que está ahí: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, ella les obedecería.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿En qué ocasiones podríamos haber incitado a otra persona a ofender a Dios? … Si encontramos alguna, pidámosle a Dios que nos perdone. … Recordemos aquellas veces que sentimos que alguien nos ofendió … ¿Quién?  … ¿Cuándo?  … ¿Cómo?  … ¿Cómo reaccionamos?  ¿Nos pidió perdón?    ¿Hemos podido perdonarlo(a) de verdad, de corazón?  …  ¿podríamos perdonarlo(a) nuevamente?   … ¿hasta cuántas veces dura nuestra tolerancia? …   ¿difícil?   Para el Señor con fe todo es posible. ¿Cómo anda nuestra fe?   …  ¿En qué está débil nuestra fe?  ¿En qué está fuerte?  ¿Cómo se nota lo uno y lo otro?  Igual que los apóstoles, le pedimos hoy a Jesús: ¡Señor, auméntanos la fe!

MARTES 12 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN JOSAFAT | LUCAS 17. 7-10
Supongamos que uno de ustedes tiene un servidor para arar o cuidar el ganado. Cuando este regresa del campo, ¿acaso le dirá: “Ven pronto y siéntate a la mesa”? 8 ¿No le dirá más bien: “Prepárame la cena y recógete la túnica para servirme hasta que yo haya comido y bebido, y tú comerás y beberás después”? 9 ¿Deberá mostrarse agradecido con el servidor porque hizo lo que se le mandó? 10 Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les mande, digan: “Somos simples servidores, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber””.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Traigamos a nuestra memoria las buenas obras que hemos realizado.  Aquellas cosas en las que hemos sentido de corazón que debíamos hacerlas, que era el servicio al cual estábamos llamados. ¿Lo hicimos pensando en la recompensa que obtendríamos? … ¿Nos preocupa cómo será la retribución por esas obras o más bien las hacemos de corazón, simplemente por amor? ¿Cómo y en qué necesitamos cambiar nuestra actitud de servicio?  Le pedimos al Señor ayuda para actuar desinteresadamente en el servicio a nuestros hermanos que hacemos en su nombre.

MIÉRCOLES 13 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN DIEGO | LUCAS 17. 11-19
11 Mientras se dirigía a Jerusalén, Jesús pasaba a través de Samaría y Galilea. 12 Al entrar en un poblado, le salieron al encuentro diez leprosos, que se detuvieron a distancia 13 y empezaron a gritarle: “¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!”. 14 Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”. Y en el camino quedaron purificados. 15 Uno de ellos, al comprobar que estaba curado, volvió atrás alabando a Dios en voz alta 16 y se arrojó a los pies de Jesús con el rostro en tierra, dándole gracias. Era un samaritano. 17 Jesús le dijo entonces: “¿Cómo, no quedaron purificados los diez? Los otros nueve, ¿dónde están? 18 ¿Ninguno volvió a dar gracias a Dios, sino este extranjero?”. 19 Y agregó: “Levántate y vete, tu fe te ha salvado”.
———————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Recordemos las veces que le hemos pedido al Señor que nos ayude. Las veces en que hemos sentido que necesitamos de Él.  Recordemos también las veces en que se nos han solucionado nuestros problemas, …  nuestras pestes.     ¿Somos capaces de dar testimonio de ello?  ¿Hemos elevado siempre una oración agradecida ante esos pequeños o grandes milagros que Jesús ha obrado en nuestra vida?  A lo mejor aún es tiempo.  Le damos gracias al Señor por las maravillas que Él ha obrado en nosotros.  … ¿Cuáles?   

JUEVES 14 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN HUMBERTO | LUCAS 17. 20-25
20 Los fariseos le preguntaron cuándo llegaría el Reino de Dios. Él les respondió: “El Reino de Dios no viene ostensiblemente, 21 y no se podrá decir: “Está aquí” o “Está allí”. Porque el Reino de Dios está entre ustedes”. Jesús dijo después a sus discípulos: “Vendrá el tiempo en que ustedes desearán ver uno solo de los días del Hijo del hombre y no lo verán. 23 Les dirán: “Está aquí” o “Está allí”, pero no corran a buscarlo. 24 Como el relámpago brilla de un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del hombre cuando llegue su Día. 25 Pero antes tendrá que sufrir mucho y será rechazado por esta generación.
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Jesús afirma que el Reino ya está en medio de nosotros. … ¿Dónde hemos visto la presencia del Reino en nuestra vida, … en nuestro entorno?   ¿Cómo sentimos que el Reino se manifiesta?   …  ¿En quienes creemos que el Reino de Dios es ya concreto? … donde reina el amor, la solidaridad, la fraternidad, donde Dios reina, allí está su Reino 

VIERNES 15 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN ALBERTO MAGNO | LUCAS 17. 26-37
26 En los días del Hijo del hombre sucederá como en tiempos de Noé. 27 La gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca y llegó el diluvio, que los hizo morir a todos. 28 Sucederá como en tiempos de Lot: se comía y se bebía, se compraba y se vendía, se plantaba y se construía. 29 Pero el día en que Lot salió de Sodoma, cayó del cielo una lluvia de fuego y de azufre que los hizo morir a todos. 30 Lo mismo sucederá el Día en que se manifieste el Hijo del hombre. 31 En ese Día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en la casa, no baje a buscarlas. Igualmente, el que esté en el campo, no vuelva atrás. 32 Acuérdense de la mujer de Lot. 33 El que trate de salvar su vida, la perderá; y el que la pierda, la conservará. 34 Les aseguro que, en esa noche, de dos hombres que estén comiendo juntos, uno será llevado y el otro dejado; 35 de dos mujeres que estén moliendo juntas, una será llevada y la otra dejada”. 36. 37 Entonces le preguntaron: “¿Dónde sucederá esto, Señor?”. Jesús les respondió: “Donde esté el cadáver, se juntarán los buitres”.
 ———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿Cuáles son nuestros afanes? … ¿somos como la gente del tiempo de Noé o de Lot que sólo comían, bebían, compraban, vendían, etc.? … ¿Cuáles son nuestras preocupaciones? … ¿nuestros apegos? … ¿cuál es la orientación fundamental de nuestra vida? … ¿por qué luchamos y nos esforzamos? … ¿qué podemos hacer hoy para estar preparado para cuando vuelva el Hijo del hombre? … Será en cualquier momento en cualquier lugar … Pidámosle al Señor nos anime para estar preparadas(os) y ser llevadas(os) con El.

SÁBADO 16 DE NOVIEMBRE DE 2019. SANTA MARGARITA DE ESCOCIA | LUCAS 18. 1-8
1 Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse: 2 “En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres; 3 y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: “Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario”. 4 Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: “Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, 5 pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme””. 6 Y el Señor dijo: “Oigan lo que dijo este juez injusto. 7 Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar? 8 Les aseguro que en un abrir y cerrar de ojos les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?”.
———————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN:  … ¿Somos capaces de pedirle al Señor lo que queremos? …  ¿Le pedimos al Señor lo que necesitamos y encontramos que es justo? …  Si seguimos igual, ¿somos perseverante en la oración o rápidamente perdemos la fe y dejamos de pedir?  …  Nos hacemos el propósito de seguir rezando, de seguir pidiendo, para que cuando El venga, al menos encuentre fe en nosotros.  

DOMINGO 17 DE NOVIEMBRE DE 2019. 33° DEL TIEMPO ORDINARIO | LUCAS 21. 5-19
5 Y como algunos, hablando del Templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo: 6 “De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido”. 7 Ellos le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo tendrá lugar esto, y cuál será la señal de que va a suceder?”. 8 Jesús respondió: “Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: “Soy yo”, y también: “El tiempo está cerca”. No los sigan. 9 Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin”. 10 Después les dijo: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino. 11 Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo. 12 Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre, 13 y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí. 14 Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa, 15 porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir. 16 Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán. 17 Serán odiados por todos a causa de mi Nombre. 18 Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza. 19 Gracias a la constancia salvarán sus vidas.
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿Quiénes pueden ser usurpadores del nombre de Jesús hoy? …  Tanta secta, … tantos movimientos esotéricos, … tanto conocimiento interior. … ¿Qué es lo central en Jesús que no puede faltar para reconocerlo? …  ¿Cómo me han tentado falsos Mesías en mi vida? … ¿Qué cosas de las que ofrece el mundo actual es muy atractiva para mí y podría ser un engaño? … ¿qué tiene el mensaje de Jesús que lo hace distinto a esas ofertas actuales?
¿Cuándo he sentido el peso de ser cristiano?  …  ¿Cuándo he sido juzgado por seguir los valores que el Señor enseña? … ¿Qué siento ante la promesa de estar junto a nosotros en los momentos más complicados? … ¿He sentido que se ha cumplido? …. ¿Cuándo?

UNA MIRADA DE ESPERANZA PARA LA CRISIS EN CHILE

UNA MIRADA DE ESPERANZA
PARA LA CRISIS EN CHILE

Sin dudar los chilenos sabemos cómo enfrentar los terremotos y adversidades de una naturaleza rebelde e imprevista, sin embargo, nuestra fe se pone drásticamente a prueba -y duele- cuando el terremoto emerge de nosotros mismos y del estado de incertidumbre nacional en que nos encontramos en la actualidad.

Un alza en el precio del metro jamás hubiese sido un augurio de lo que nos iba a pasar a los chilenos hace una semana atrás. Descontento, malestar, impotencia, sin duda eran esperables, pero no la desarticulación total del mundo que conocíamos hasta el 19 de octubre. No puedo creer que sea una simple coincidencia el que justo ese día, me preparaba para cumplir mi medio siglo de edad y pensaba que iba a celebrar con alegría y paz, pero la vida dispuso lo contrario y los pequeños temblores se convirtieron en un cataclismo social.

Las horas y los días, extendieron e intensificaron los movimientos e hicieron evidente nuestra fragilidad; la necesidad de un cambio potente en la forma de relacionarnos y sobre todo, atender a las frustraciones y descontentos de una gran mayoría que ya no puede seguir viviendo como lo hace hoy. El descontento no es contra un gobierno en particular -aunque ahí haya una gran responsabilidad- sino contra un sistema alienante que nos tiene a todos esclavizados del hacer, del consumo, de la desconfianza entre unos y otros y en una fractura del ser humano que cruza a toda la humanidad. No debemos distraernos como si esto fuera un problema de un país o de grupos de países. Este es el síntoma, el grito, de un “sistema mundo”, que nuestro modo de vida relacional está dañando ferozmente nuestros vínculos con el planeta tierra y con todos y cono todo lo demás.

MOMENTOS DE TORMENTA

Hay mil factores políticos, razones socio económicas, rumores de uno y otro lado, noticias falsas que siembran maldad, análisis pesimistas y otros que buscan sanar nuestra sociedad; sin embargo, lo único claro es que hay confusión total sobre qué nos pasa a los chilenos, que estamos en un periodo de cambio radical.  Para mí, al igual que mis 50 años, son una diosidencia que debemos aprovechar como una tremenda oportunidad país y de paso -quizás- dar un ejemplo de resiliencia y de madurez como lo hemos hecho con anterioridad. Dios no se ha mudado de nuestras fronteras y hay mucho que podemos aprender y mejorar.

Pero qué se hace con el miedo, con la angustia, con el pánico a que destruyan tu vida o el sistema que creíste que siempre iba a estar. Cómo la fe auténticamente vivida nos puede sostener en medio del caos y la oscuridad. Es en estos momentos -en medio de la tormenta- cuando debemos confiar en un Dios vivo y presente en la historia, en las personas y palpitando con la naturaleza maravillosa que, en esta primavera, aquí en el hemisferio sur, parece desconocer el caos que hay. Es ahora – sin ninguna certeza ni estructura predecible- cuando debemos actuar como otros Cristos irradiando paz, sabiduría y luchando con las palabras y las acciones, pero nunca legitimar la violencia o la maldad.

MENSAJE DE AMOR

Es ahora cuando hay que cuidar a todas las personas, sin distinción política ni clase social. Es ahora cuando hay que dar un testimonio genuino de esperanza y que de todo este doloroso parto saldrán cosas nuevas y bonitas para la posteridad. Es ahora cuando nos cobijamos en los brazos de María cuando no sabemos dónde apapachar nuestros legítimos temores y el cansancio natural. Es en la oración donde encontraremos respuestas que sean de largo plazo y que nos enseñen a amarnos como hermanos y compartir lo que tenemos con los demás. Es ahora cuando el prójimo, en vez de ser un enemigo, es un hermano al que debo escuchar, entender y solidarizar, aunque no comparta del todo su planteamiento original.

Dios/Amor es a quien hemos olvidado los chilenos, adorando ídolos como el dinero, el éxito material y sobre todo una existencia que se centra en el disfrute personal. Así que ahora, arrepentidos y dolientes, volvemos a Él encarnando su mensaje de amor en todo encuentro y realidad, aunque nos duela o nos pueda espantar.

Fuente: Vida Nueva Digital.com
Trini Ried
Colaboradora CEI, Programa “Peregrinaje en la mística del bambú” (Fundación Vínculo)

31ª Semana del tiempo durante el año

En el texto evangélico que somos invitados a contemplar en el domingo que abre esta semana volvemos a encontrarnos con un publicano, ahora como interlocutor de Jesús. No un cobrador de impuestos cualquiera, sino el “jefe de los publicanos” de Jericó: un “hombre muy rico llamado Zaqueo”. Y, el mismo Jesús de quien hace dos días hemos escuchado: “Felices los que tienen alma de pobres”, no sólo acepta la hospitalidad de este hombre rico, sino que toma la iniciativa: “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”. Algo realmente insólito, sobre todo si recordamos otros pasajes de la Escritura que rechazan la convivencia y cercanía de la gente piadosa con los pecadores, impíos y paganos.

Jesús continúa esta semana invitándonos a no prejuzgar y pre-condenar como los que murmuraban en Jericó, porque Él iba a alojarse en la casa de un pecador público; uno que se había enriquecido en una profesión que permitía explotar a los demás, incluso con la ayuda de los soldados del imperio romano. El evangelista no narra cuánto tiempo estuvo Jesús en la casa de Zaqueo; tal vez bastó con el gesto de confianza y de aceptación, que lo hizo sentir en Jesús el amor de Dios que (como señala el libro de la Sabiduría) “ama todo lo que existe y no aborrece nada de lo que ha hecho”. Algo que olvidamos cada vez que juzgamos a quienes han caído pecando o delinquiendo. Por eso, ahora nos dejamos mirar por Jesús, que nos invita a bajarnos desde el árbol de nuestra inautenticidad y a recibirlo en nuestra casa: Él nos cambiará la vida y nos permitirá, como miembros de su Cuerpo, renovarnos eclesial y personalmente. Es lo que Pablo pide para los tesalonicenses: que Dios nos haga dignos de su llamado y lleve a término, en nosotros, todo buen propósito y toda acción inspirada en la fe. 

Poniendo nuestra esperanza en el amor con que Dios nos ama, podemos acoger, en la semana, las palabras de Pablo a los Romanos: “Los dones y el llamado de Dios son irrevocables”, y los hemos recibido para la riqueza y el servicio del Cuerpo de Cristo. Él nos hace pasar de la condición de desobedientes (es decir no-oyentes), a la de oyentes de su Palabra, para que podamos conformar nuestra vida de acuerdo con Ella. El evangelio de san Lucas, que se nos sigue ofreciendo en esta semana, nos proporciona orientaciones concretas para ello.

En el calendario santoral, el domingo 3 resulta impedida la memoria de san Martín de Porres (+1639), lego dominico muy popular en nuestro continente, así como la del Bto. Rupert Mayer (+1945) del santoral de la Compañía. El lunes 4 se nos presenta a san Carlos Borromeo (+1584), arzobispo de Milán, modelo de obispo en la Reforma católica. El miércoles 6, los jesuitas agradecemos a Dios los modelos de seguimiento de Jesús que nos da en nuestros Santos y Beatos de la Compañía.

El sábado 9 la semana se cierra con la fiesta de la dedicación de la Basílica del Salvador en Roma, más conocida como San Juan de Letrán. Todo templo cristiano es imagen de la Iglesia misma, y la fiesta de su dedicación se considera una fiesta de Jesucristo.

JOSÉ M. ARENAS SJ
Liturgista amateur y colaborador frecuente del sitio Jesuitas Chile. Da Ejercicios Espirituales y forma parte del equipo del Centro de Espiritualidad Ignaciana. Consultor del Arzobispado, de la Conferencia Episcopal y de la Santa Sede en temas de ecumenismo y diálogo interreligioso.

Evangelio de esta Semana (noviembre 04)

Semana del 04 al 10 de noviembre 2019

LUNES 4 DE NOVIEMBRE DE 2019.  SAN CARLOS BORROMEO | LUCAS 14. 1,12-14

1 Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. 12 Después dijo al que lo había invitado: “Cuando des un almuerzo o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos, no sea que ellos te inviten a su vez, y así tengas tu recompensa. 13 Al contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. 14 ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte, y así tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos!”.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplemos nuestra vida. ¿A quiénes dedicamos nuestro tiempo? … ¿A quiénes servimos más?  … ¿Cuáles son las personas hacia quienes va dirigida nuestra acción? … ¿Pueden esas personas retribuir de alguna forma nuestro servicio?  … (en la casa, en el barrio, en el trabajo, en los estudios, etc.) ¿A quiénes podríamos servir gratuitamente?  …  ¿Quiénes no tienen como retribuir nuestro trabajo? … ¿por qué no dedicarle tiempo y esfuerzo a ellos, aunque no sea “rentable”?  … ¿por dónde empezar?  … ¿A quiénes servir con más ganas?

MARTES 5 DE NOVIEMBRE DE 2019. SANTA SILVIA | LUCAS 14. 1A, 15-24

1 Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. 15 Al oír estas palabras, uno de los invitados le dijo: “¡Feliz el que se siente a la mesa en el Reino de Dios!”. 16 Jesús le respondió: “Un hombre preparó un gran banquete y convidó a mucha gente. 17 A la hora de cenar, mandó a su sirviente que dijera a los invitados: “Vengan, todo está preparado”. 18 Pero todos, sin excepción, empezaron a excusarse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un campo y tengo que ir a verlo. Te ruego me disculpes”. 19 El segundo dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos. Te ruego me disculpes”. 20 Y un tercero respondió: “Acabo de casarme y por esa razón no puedo ir”. 21 A su regreso, el sirviente contó todo esto al dueño de casa, y este, irritado, le dijo: “Recorre en seguida las plazas y las calles de la ciudad, y trae aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los paralíticos”. 22 Volvió el sirviente y dijo: “Señor, tus órdenes se han cumplido y aún sobra lugar”. 23 El señor le respondió: “Ve a los caminos y a lo largo de los cercos, e insiste a la gente para que entre, de manera que se llene mi casa. 24 Porque les aseguro que ninguno de los que antes fueron invitados ha de probar mi cena””.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: El Señor nos invita a vivir según sus valores. Pero el mundo nos ata a sus propios valores. ¿Qué nos impide ser más solidario? … ¿qué nos impide amar más? … ¿qué nos impide compartir más? … ¿qué nos impide servir más? El Señor nos invita a ese banquete del Reino. El mundo nos ata a otros valores. ¿Qué excusas le damos para no asistir a su banquete?

MIÉRCOLES 6 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN LEONARDO DE NOBLAC | LUCAS 14. 25-33
25 Junto con Jesús iba un gran gentío, y él, dándose vuelta, les dijo: 26 “Cualquiera que venga a mí y no me ame más que a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, y hasta a su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 El que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. 28 ¿Quién de ustedes, si quiere edificar una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, para ver si tiene con qué terminarla? 29 No sea que una vez puestos los cimientos, no pueda acabar y todos los que lo vean se rían de él, diciendo: 30 “Este comenzó a edificar y no pudo terminar”. 31 ¿Y qué rey, cuando sale en campaña contra otro, no se sienta antes a considerar si con diez mil hombres puede enfrentar al que viene contra él con veinte mil? 32 Por el contrario, mientras el otro rey está todavía lejos, envía una embajada para negociar la paz. 33 De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.
———————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: La llamada de Jesús es exigente. ¿Qué cosas, personas o situaciones nos alejan de Dios y nos cuesta dejarlas? … ¿Dónde nuestros afectos nos llevan a apegarnos a cosas, personas o situaciones? … ¿Cuáles son esas cosas, esas personas o situaciones que se acercan más a los valores de este mundo que a los valores de Jesús? … ¿El dinero? … ¿la fama?  … ¿los honores? … ¿A qué tenemos que renunciar para seguir más efectivamente a Jesús?

JUEVES 7 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN ERNESTO | LUCAS 15, 1-10

1 Todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo. 2 Los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: “Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”. 3 Jesús les dijo entonces esta parábola: 4 “Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? 5 Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, 6 y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido”. 7 Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse”. 8 Y les dijo también: “Si una mujer tiene diez dracmas y pierde una, ¿no enciende acaso la lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? 9 Y cuando la encuentra, llama a sus amigas y vecinas, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la dracma que se me había perdido”. 10 Les aseguro que, de la misma manera, se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte”.
———————————————————————————————————–
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Pienso en mis faltas. …  En aquellas situaciones que no hacen feliz al Padre. … En aquellas cosas que de solo pensarlas, … ya me arrepiento. …  Pero son mías. … Probablemente nadie más las sabe, salvo El. … Le presento al Señor ese lado oscuro de mi vida, … con confianza, … con fe.       ¿Cómo reaccionará Jesús? … Pienso en que puedo ser esa oveja preferida, …esa moneda perdida … y que mi arrepentimiento provoque esa gran alegría en el cielo. …  Perdón Señor y gracias por tu inmensa misericordia.

VIERNES 8 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN GODOFREDO | LUCAS 16. 1-8

1 Decía también a los discípulos: “Había un hombre rico que tenía un administrador, al cual acusaron de malgastar sus bienes. 2 Lo llamó y le dijo: “¿Qué es lo que me han contado de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no ocuparás más ese puesto”. 3 El administrador pensó entonces: “¿Qué voy a hacer ahora que mi señor me quita el cargo? ¿Cavar? No tengo fuerzas. ¿Pedir limosna? Me da vergüenza. 4 ¡Ya sé lo que voy a hacer para que, al dejar el puesto, haya quienes me reciban en su casa!”. 5 Llamó uno por uno a los deudores de su señor y preguntó al primero: “¿Cuánto debes a mi señor?”. 6 “Veinte barriles de aceite”, le respondió. El administrador le dijo: “Toma tu recibo, siéntate en seguida, y anota diez”. 7 Después preguntó a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?”. “Cuatrocientos quintales de trigo”, le respondió. El administrador le dijo: “Toma tu recibo y anota trescientos”. 8 Y el señor alabó a este administrador deshonesto, por haber obrado tan hábilmente. Porque los hijos de este mundo son más astutos en su trato con los demás que los hijos de la luz.
 ———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Recordemos aquellas ocasiones en que hemos hecho “buenos negocios” … aquellas cosas que nos han resultado … en que hemos ganado con ello … recordemos los beneficios obtenidos: dinero a veces … reconocimiento en otras, … fama quizás. ¿Cómo podremos hacer buenos negocios en lo espiritual? … ¿Qué podrá buscar nuestra alma? … Hoy Jesús nos llama a ser astuto en nuestra vida de fe … ¿cómo lograrlo? … ¿por dónde empezar? … ¿con quién?

SÁBADO 9 DE NOVIEMBRE DE 2019. DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE S. JUAN DE LETRÁN | JUAN 2. 13-22

13 Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén 14 y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas. 15 Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas 16 y dijo a los vendedores de palomas: “Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio”. 17 Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá. 18 Entonces los judíos le preguntaron: “¿Qué signo nos das para obrar así?”. 19 Jesús les respondió: “Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar”. 20 Los judíos le dijeron: “Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?”. 21 Pero él se refería al templo de su cuerpo. 22 Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplemos a Jesús indignado… Recorramos nuestra propia historia de fe. … ¿Nos ha ocurrido que nuestra adoración al Señor se ha distorsionado? … ¿cuándo hemos caído en la tentación de transformar nuestra fe en transacciones comerciales con Dios? … tu nos das … nosotros  te damos … Repasemos nuestra propia vida … está llena de gratuidad, cómo la de Dios? … ¿o está centrada en dar para recibir? … Dejemos hoy a Jesús que actúe en nuestro corazón expulsando a esos mercaderes que llevamos dentro y que distorsionan nuestra relación con el Padre. 

DOMINGO 10 DE NOVIEMBRE DE 2019. 32° DEL TIEMPO ORDINARIO |LUCAS 20. 27-38

27 Se le acercaron algunos saduceos, que niegan la resurrección, 28 y le dijeron: “Maestro, Moisés nos ha ordenado: Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda. 29 Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos. 30 El segundo 31 se casó con la viuda, y luego el tercero. Y así murieron los siete sin dejar descendencia. 32 Finalmente, también murió la mujer. 33 Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?”. 34 Jesús les respondió: “En este mundo los hombres y las mujeres se casan, 35 pero los que son juzgados dignos de participar del mundo futuro y de la resurrección, no se casan. 36 Ya no pueden morir, porque son semejantes a los ángeles y, al ser hijos de la resurrección, son hijos de Dios. 37 Que los muertos van a resucitar, Moisés lo ha dado a entender en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. 38 Porque él no es un Dios de muertos, sino de vivientes; todos, en efecto, viven para él”.
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Pienso en mis amigos y familiares que ya han partido … Ellos están viviendo como ángeles. … Un recuerdo especial para ellos. Pienso en que Jesús insiste en que ellos están vivos con Dios. ¿qué siento al respecto?

Los Ejercicios Espirituales: SEGUNDA SEMANA

SEGUNDA SEMANA

Los invitamos a leer la nueva publicación que realiza el área de Espiritualidad de la Conferencia de Provinciales en América Latina y El Caribe (CPAL) sobre el comentario que Joseph M. Rambla, SJ hace sobre los Ejercicios Espirituales. En estos dos fascículos el autor comenta la segunda semana de los Ejercicios Espirituales.

Puedes revisarlo aquí

P. Juan Díaz SJ.
Director Centro de Espiritualidad Ignaciana

Evangelio de esta Semana (octubre 28)

Semana del 28 de octubre al 03 de noviembre 2019

LUNES 28 DE OCTUBRE DE 2019.  SAN SIMÓN Y JUDAS | LUCAS 6.12-19

12 En esos días, Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. 13 Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles: 14 Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, 15 Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, 16 Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor. 17 Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, 18 para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados; 19 y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.
——————————————————————————————————–
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Me imagino la escena… Jesús en una verde pradera… y mucha gente rodeándolo a Él y a sus doce discípulos… mucha gente con problemas … se acercan y le tocan … Me acerco también yo … ¿para qué? … ¿qué me gustaría pedirle hoy a Jesús? … Llego a su lado … entre tanta gente … Me mira a los ojos y me pregunta qué quiero … ¿qué le digo? … ¿qué le pido? … ¿De qué necesito ser sanado? … no sólo enfermedades del cuerpo, también del alma, sobre todo de la vida.

MARTES 29 DE OCTUBRE DE 2019. SAN NARCISO | LUCAS 13. 18-21

18 Jesús dijo entonces: “¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo? 19 Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas”. 20 Dijo también: “¿Con qué podré comparar el Reino de Dios? 21 Se parece a un poco de levadura que una mujer mezcló con gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa”.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Repasemos nuestra vida apostólica … ¿cómo empezamos? … recordemos las primeras veces en que nos acercamos a Dios con mucha fe.  Recordemos aquellas veces en que ayudamos tímidamente a otros … Comparemos eso con nuestro presente ¿ha crecido como el árbol que parte de una pequeña semilla? … Ha fermentado como la levadura? … ¿Está estancada nuestra vida apostólica? … ¿Ha bajado su intensidad?  Le pedimos al Señor ayuda para que nuestra fe y nuestro amor traducido en obras crezca cada día más. Que podamos dar hasta que duela, para que sobrepasemos lo que es justo hacer y lleguemos al terreno de la caridad, donde lo que hacemos es más que justo, es un acto de amor inspirado por Dios … ¿con quién se aplica? … ¿cómo se aplica?

MIÉRCOLES 30 DE OCTUBRE DE 2019. SAN MARCELO | LUCAS 13, 22-30

22 Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. 23 Una persona le preguntó: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?”. Él respondió: 24 “Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. 25 En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”. Y él les responderá: “No sé de dónde son ustedes”. 26 Entonces comenzarán a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras plazas”. 27 Pero él les dirá: “No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!”.   28 Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. 29 Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. 30 Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos”.

————————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Difícil lo que nos pide hoy el Señor. En nuestra sociedad … nos han enseñado a ser los primeros … nos piden ser ganadores … buscar los caminos más fáciles para lograr la felicidad … ¿Cuándo nos hemos sorprendido tratando de ganar arrasando con otros hermanos? … ¿cuándo hemos sentido el gusto de llegar primero ganándoles a quienes decimos amar? Jesús hoy nos pide ser humildes, ser últimos, buscar la puerta angosta. Más aún, advierte que de nada nos servirá ir a misa, comulgar, escuchar y leer la Biblia si no somos capaces además de ser cristianos de verdad. Le pedimos a Dios nos ayude a ser como Abraham, Isaac y Jacob: profeta. Profeta de la justicia, de la solidaridad, del amor, de la esperanza y de la fe anunciando y denunciando lo que Dios siente y quiere. … ¿Cómo podemos ser profeta nosotros, hoy?

JUEVES 31 DE OCTUBRE DE 2019. SAN ALONSO | LUCAS 13, 31-35

31 En ese momento se acercaron algunos fariseos que le dijeron: “Aléjate de aquí, porque Herodes quiere matarte”. 32 Él les respondió: “Vayan a decir a ese zorro: hoy y mañana expulso a los demonios y realizo curaciones, y al tercer día habré terminado. 33 Pero debo seguir mi camino hoy, mañana y pasado, porque no puede ser que un profeta muera fuera de Jerusalén. 34 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste! 35 Por eso, a ustedes la casa les quedará vacía. Les aseguro que ya no me verán más, hasta que llegue el día en que digan:          ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!”.

————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Jesús desafía valientemente a Herodes … ¿nos atrevemos nosotros  a denunciar a los que con su poder tienen a otros enfermos y atados? … ¿cuál es nuestra posición ante la injusticia? … en la práctica, ¿cómo se nota nuestra lucha por la justicia?

VIERNES 1 DE NOVIEMBRE DE 2019. TODOS LOS SANTOS | MATEO 5. 1-12

1 Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él. 2 Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: 3 “Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. 4 Felices los afligidos, porque serán consolados. 5 Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. 6 Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. 7 Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. 8 Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. 9 Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. 10 Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. 11 Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. 12 Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.

———————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Nos imaginamos sentados en el césped en la montaña, escuchando a Jesús. Su voz es fuerte y se escucha claro. Repasemos lentamente cada una de las bienaventuranzas. Lo hacemos al compás, dejando un tiempo entre cada una de ellas, repitiéndolas suavemente.  ¿cuál nos llega más a nuestra vida actual? ¿Con cuál nos sentimos más identificadas(os)?  ¿En cuál sentimos más paz y alegría al escucharla?  Volvamos  a repetir esa que nos llegó más. …. Demos gracias al Señor por ese mensaje lleno de esperanza y le pedimos gozar de ella en nuestra vida junto a tantos que por vivirlas se les llama “santos” y que hoy celebran su día, … el día de todos los santos

SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE DE 2019. FIELES DIFUNTOS | MARCOS 15. 33-39, 16. 1-6

33 Al mediodía, se oscureció toda la tierra hasta las tres de la tarde; 34 y a esa hora, Jesús exclamó en alta voz: “Eloi, Eloi, lamá sabactani”, que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”. 35 Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron: “Está llamando a Elías”. 36 Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber, diciendo: “Vamos a ver si Elías viene a bajarlo”. 37 Entonces Jesús, dando un gran grito, expiró. 38 El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 Al verlo expirar así, el centurión que estaba frente a él, exclamó: “¡Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios!”. 1 Pasado el sábado, María Magdalena, María, la madre de Santiago, y Salomé compraron perfumes para ungir el cuerpo de Jesús. 2 A la madrugada del primer día de la semana, cuando salía el sol, fueron al sepulcro. 3 Y decían entre ellas: “¿Quién nos correrá la piedra de la entrada del sepulcro?”. 4 Pero al mirar, vieron que la piedra había sido corrida; era una piedra muy grande. 5 Al entrar al sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido con una túnica blanca. Ellas quedaron sorprendidas, 6 pero él les dijo: “No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Miren el lugar donde lo habían puesto

————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Recordemos hoy a nuestros difuntos queridos … pronunciemos sus nombres … sus apodos … como les llamábamos cariñosamente … sus rostros … sus gestos … familiares cercanos y lejanos, … amigos y amigas … con quienes vivimos tanto y su partida nos dejó con melancolía, con tristeza … Es que ya no están junto a nosotros … La Buena Noticia de hoy es que … ¡no han muerto! … ya no están en su cuerpo físico … ¡pero están vivos! … en alguna parte … de algún modo …   …  ¿qué sentimos? … nos comunicamos con ellos … con el pensamiento, con el corazón … le contamos cuanto  les queremos, cuanto les extrañamos … Están vivos … todos … en otro vida … Fue la promesa de Jesús y de su evangelio … demos gracias a Dios por ello.

DOMINGO 3 DE NOVIEMBRE DE 2019. 31° DEL TIEMPO ORDINARIO | LUCAS 19. 1-10

1 Jesús entró en Jericó y atravesaba la ciudad. 2 Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos. 3 Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura. 4 Entonces se adelantó y subió a un sicomoro para poder verlo, porque iba a pasar por allí. 5 Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”. 6 Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría. 7 Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: “Se ha ido a alojar en casa de un pecador”. 8 Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: “Señor, ahora mismo voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le daré cuatro veces más”. 9 Y Jesús le dijo: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, 10 porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.

————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplo la escena. El rostro de Zaqueo, cómo le va cambiando, como se va transformando. … Me imagino que yo soy Zaqueo …con mi historia, con mi carga personal.  Jesús me dice que quiere quedarse en mi casa … ¿Cómo reacciono?  …  ¿Qué puedo prometerle concretamente? … ¿Qué cambio le puedo ofrecer?

Abramos diálogo con Dios

ANTE LO QUE VIVIMOS EN CHILE

El Papa Francisco nos ha alentado, a propósito de la situación dolorosa que estamos viviendo en nuestro país, a que “a través del diálogo se pueda trabajar para encontrar soluciones a la crisis y hacer frente a las dificultades que la han generado, por el bien de toda la población”.
Me parece que son palabras muy sabias que debiéramos hacer nuestras.
Hay problemas nacionales que hemos soportado por mucho tiempo y donde los más perjudicados han sido los que viven la indefensión en sus vidas.
Para enfrentar una enfermedad hay que atreverse a encararla. Esto es lo que han estado haciendo muchos chilenos con sus protestas pacíficas durante estos días.
Ahora hay que abrir el diálogo con todos los agentes sociales para sanarnos y promover avances significativos.
Facilitará aquello experimentar paz en el corazón interior y ahuyentar la rabia que tenemos, dejando de lado toda agresión física y de palabra. En nuestro santuario personal debiéramos abrir un diálogo con Dios que nos permita reconciliarnos con nosotros mismos y con nuestras heridas.
A medida que pacifiquemos nuestra intimidad podremos proponer medidas justas y adecuadas para salir todos juntos de esta crisis.

Que el Señor nos regale su bendición.

P. Juan Díaz SJ.
Director Centro de Espiritualidad Ignaciana

29ª Semana del tiempo durante el año

Hace algunas semanas oímos la frase de Jesús: “Si ustedes que son malos saben dar cosas buenas a sus hijos ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!”  En el domingo que abre esta semana, Lucas recuerda cómo Jesús enseñaba a orar siempre, sin desanimarse. Pero Jesús no dice, ni antes ni ahora, que Dios nos va a conceder exactamente lo que le pedimos y como se lo pedimos. Orar sin desanimarse no significa presionar a Dios con nuestros gritos, hasta que se canse y nos dé lo que le pedimos, sino ponernos ante Él, para que su Espíritu nos ayude a ver las cosas desde su punto de vista. Tal vez suceda lo que pedíamos en un primer momento, pero lo más probable es que cambie nuestra percepción y descubramos que Dios está junto a nosotros en los momentos de angustia y oscuridad.

Seguramente nos choca la escena de la primera lectura del domingo, porque relaciona la oración de Moisés con la aniquilación de los madianitas. Nos conviene, entonces, entender la batalla de Refidim, como una alegoría del combate espiritual del Pueblo de Dios contra lo que se opone al Reinado del Señor en la vida de su pueblo. Así, podremos comprender un poco las diversas vocaciones en la Iglesia, especialmente en este tiempo especialmente misionero: La oración de una parte de la Iglesia –la de las personas contemplativas, postradas, impedidas de diversas maneras- anima a quienes están en el combate por un mundo mejor…, un combate que incluye el vencerse a sí mismos, para que la totalidad del Cuerpo de Cristo “proclame la Palabra de Dios”, como encarga Pablo a Timoteo, “para corregir y para educar en la justicia…” O, como dice más modernamente el pensamiento social de la Iglesia, para que en nuestra sociedad todos nos comprometamos a procurar y promover el “Bien Común”.

Bien común: Un concepto que no se identifica con mero crecimiento económico, sino que implica las condiciones de vida que permitan un desarrollo más humano de todas las personas que compartimos nuestro país. Un concepto que supone respeto mutuo y aceptación de las diferencias que enriquecen nuestra convivencia nacional. Supone también buscar la equidad, no sólo en las remuneraciones, sino en las oportunidades de acceso a la educación y a la salud. Todo esto es parte de la fe que el Señor espera encontrar entre nosotros: que estemos orando y trabajando por un mundo más justo. Tener fe no es evadirse de la realidad, sino orar y trabajar para transformarla según el plan de Dios. Tener fe supone hacer lo necesario, para que nuestra vida eclesial anuncie el Reinado de Dios.

La justificación por la fe es el tema principal de la carta a los Romanos, que estamos leyendo y escuchando en el leccionario ferial. La fe en el amor victorioso de Dios, que se nos ha revelado en Cristo, es la que nos libera del pecado y nos abre las puertas de la vida eterna. Esa fe nos mantendrá alertas esperando y deseando la venida del Señor; más aún, preparándola en el compartir los bienes de la tierra, de modo que demos frutos de vida eterna. A eso nos llama Jesús en los capítulos de san Lucas que nos ofrece en esta semana la mesa de la Palabra.

El miércoles 23, aniversario de la canonización del Padre Hurtado, se puede también recordar a san    Juan de Capistrano, insigne predicador franciscano (+1456); el 24 es la memoria de san Antonio María Claret (+1870), obispo, fundador de los misioneros Hijos del Corazón de María y las religiosas de María Inmaculada, misioneras claretianas. Por medio de diversos testigos, el Señor nos anima a orar y trabajar incesantemente para que nuestra fe se haga vida en nuestra sociedad.

Evangelio de esta Semana (octubre 21)

Semana del 21 al 27 de octubre 2019

LUNES 21 DE OCTUBRE DE 2019.  STA. ÚRSULA Y S. VIATOR | LUCAS 12. 13-21

13 Uno de la multitud le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia”. 14 Jesús le respondió: “Amigo, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre ustedes?”. 15 Después les dijo: “Cuídense de toda avaricia, porque aun en medio de la abundancia, la vida de un hombre no está asegurada por sus riquezas”. 16 Les dijo entonces una parábola: “Había un hombre rico, cuyas tierras habían producido mucho, 17 y se preguntaba a sí mismo: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mi cosecha”. 18 Después pensó: “Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes, 19 y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y date buena vida”. 20 Pero Dios le dijo: “Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?”. 21 Esto es lo que sucede al que acumula riquezas para sí, y no es rico a los ojos de Dios”.

———————————————————————————————————-

PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿Cuáles son las cosas que tenemos?  ¿Cuál sería un recuento de lo que poseemos? … Nuestro haber y poseer. Lo material y también las posiciones que hemos logrado … Nuestra inteligencia, nuestro trabajo, nuestros estudios … ¿Cuáles de ellas cuidamos con mayor cuidado?  ¿Para qué?  ¿Porqué? … ¿Y si Dios nos llamara esta noche? … ¿Qué es lo que más nos gustaría tener presentándonos al Señor?.  Hagamos un momento de oración con el “Tomad Señor y recibid”. (Si no  la tienes a mano, se encuentra al final de estas lecturas) Lo hacemos nuestro, lo aplicamos a nuestra vida.

MARTES 22 DE OCTUBRE DE 2019. SAN JUAN PABLO II | LUCAS 12. 35-38

35 Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas. 36 Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta. 37 ¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlos. 38 ¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!

———————————————————————————————————-

PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿Qué es lo que el Señor espera de nosotros? … ¿cuál es su encargo … su mandamiento más grande?  … ¿Cómo interpretaríamos en nuestra vida el “estar preparados y con las lámparas encendidas”?   … ¿Qué hacer hoy para que si el Señor llega en estos momentos nos encuentre “velando”?  … ¿qué hacer desde ahora para lograr ese estado?  … Le pedimos al Señor ayuda para ser de esos sirvientes dichosos en el momento de su llegada, que hacen su voluntad y siempre están a su esperándolo.

MIÉRCOLES 23 DE OCTUBRE DE 2019. SAN JUAN CAPISTRANO | LUCAS 12. 39-48

39 Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. 40 Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada”. 41 Pedro preguntó entonces: “Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?”. 42 El Señor le dijo: “¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno? 43 ¡Feliz aquel a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo! 44 Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. 45 Pero si este servidor piensa: “Mi señor tardará en llegar”, y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse, 46 su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles. 47 El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo. 48 Pero aquel que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.

———————————————————————————————————

PISTAS PARA LA ORACIÓN: Revisemos nuestro presente, nuestra vida hoy … ¿estamos preparados(as)? … Si nos llaman hoy … ¿tenemos nuestra vida en orden? …¿hemos hecho lo que Dios anhela de nosotros … hemos hecho su voluntad? … ¿estamos haciendo su voluntad? … ¿qué podemos hacer para que efectivamente sea su voluntad la que reine nuestras vidas?  … ¿cuál será la voluntad de Dios en nosotros? Le pedimos ayuda al Señor para darle prioridad a estar verdaderamente preparados para ese encuentro con Jesús.  A que nuestra vida sea consistente con lo que nos pide el Señor como estilo de vida.

JUEVES 24 DE OCTUBRE DE 2019. SAN ANTONIO MARÍA CLARET | LUCAS 12. 49-53

49 Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo! 50 Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente! 51 ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. 52 De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: 53 el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra”.

————————————————————————————————————

PISTAS PARA LA ORACIÓN: Volvamos a leer este texto que a tantos ha descolocado.  ¿De qué se trata el mensaje del Señor?   ¿En qué consiste la Buena Nueva? … ¿A cuanta gente ese mensaje le es incómodo? … ¿No está a contra corriente con la escala de valores actuales? … Pensemos en las grandes diferencias entre humildad y soberbia … entre competitividad y solidaridad … entre ganar y compartir … entre acumular y repartir.   Entre tratar de ser rico y tratar de ser pobre … Pensemos en cuantos se molestarán por esto.  Si lo proclamamos con fuerza, ¿cuántos estarán en contra nuestra?   El centro de estos dilemas es el amor … con amor se logra llevara  a cabo el evangelio en la cotidianidad …Imaginemos la fuerza del amor como las llamas que pueden devorar el mal. ¿No sería bueno que el mundo ya estuviera ardiendo?   

VIERNES 25 DE OCTUBRE DE 2019. SANTA OLGA | LUCAS 12. 54-59

54 Dijo también a la multitud: “Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede. 55 Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede. 56 ¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente?
 57 ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo? 58 Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. 59 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo”.

 ———————————————————————————————————-

PISTAS PARA LA ORACIÓN: Traigamos a nuestra oración a aquellas personas que sentimos que nos han hecho daño.  Aquellos con quienes estamos separados(as), con quienes nos separan conflictos:  nuestros adversarios. Pensemos en aquellas personas que sufren injusticias. ¿Qué hacer para reparar el daño causado? ¿Cómo reconciliarnos con quienes nos encontramos en conflicto?  ¿Cómo llevar un mensaje de justicia hacia los que sufren por la injusticia de otros?  Si logramos esa reconciliación nuestra y  de otros … ¿no es una señal de que el Reino está más cerca? … Pensemos en lo que podemos hacer para que esas señales sean más fuertes ….

SÁBADO 26 DE OCTUBRE DE 2019. SAN DARÍO | LUCAS 13. 1-9

1 En ese momento se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilato mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios. 2 Él les respondió: “¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? 3 Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera. 4 ¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé, eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? 5 Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera”. 6 Les dijo también esta parábola: “Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró. 7 Dijo entonces al viñador: “Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Córtala, ¿para qué malgastar la tierra?”. 8 Pero él respondió: “Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. 9 Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás””.

 ———————————————————————————————————-

PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplemos nuestra vida.  … Es como la higuera de la parábola.   ¿Qué ramas de nuestra higuera no dan los higos que el Señor espera?  … ¿Cuáles son esos higos?  … ¿Qué frutos está pendientes de realizarse?  Al igual que el viñador, Jesús está abogando por otra oportunidad para nosotros.   … ¿Cómo aprovechamos esa oportunidad?  … Demos gracias al Señor por su paciencia y elaboremos un plan para hacer de nuestra vida una higuera que dé frutos abundantes. … ¿Cuáles son esos frutos que el Señor espera?

DOMINGO 27 DE OCTUBRE DE 2019. 30° DEL TIEMPO ORDINARIO  | LUCAS 18. 9-14

9 Y refiriéndose a algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás, dijo también esta parábola: 10 “Dos hombres subieron al Templo para orar: uno era fariseo y el otro, publicano. 11 El fariseo, de pie, oraba en voz baja: “Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros; ni tampoco como ese publicano. 12 Ayuno dos veces por semana y pago la décima parte de todas mis entradas”. 13 En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: “¡Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!”. 14 Les aseguro que este último volvió a su casa justificado, pero no el primero. Porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado”.

———————————————————————————————————–

PISTAS PARA LA ORACIÓN: Y yo … honestamente … en silencio … a solas con Dios … ¿a quién me parezco más? …  Lo converso con Jesús … mi amigo.  ¿En qué momentos mi vida es como la del fariseo cumpliendo con las normas generales y me siento ser mejor que el resto? … ¿En qué otros momentos mi historia me hace sentirme indigno y mi oración es desde lo más pequeño?

Cuerpos que disciernen

Uno de los conceptos antropológicos que expresan la esencia humana es el cuerpo. El cuerpo no es un dato más dentro de una lista de cosas, sino que expresa el realismo de nuestra condición personal. Es más: en clave de fe el cuerpo es el dato fundamental para entender el cómo de la acción salvadora de Dios. Dios, en Jesús, asumió un cuerpo verdaderamente humano, una auténtica naturaleza humana con todas sus implicancias con excepción del pecado (Cf. Heb 4,15). El cuerpo es el punto de encuentro entre Dios y el ser humano. Ambos poseyeron uno. El teólogo belga Adolphe Gesché y a propósito de la encarnación señala: “¿no será acaso el hombre – sutil inversión – la zarza ardiendo en la que Dios se manifiesta? Él no llega hasta nosotros desde los confines de una trascendencia incandescente, sino desde la cercanía de la humanidad de su Verbo. Es como si Dios nos hallara en su humanidad, que es la nuestra” (1). El Cuerpo de Dios-Cuerpo de Cristo-cuerpo de la humanidad van en sintonía profunda, amorosa y auténtica.

Dios ha querido compartir la humanidad del cuerpo, y el cuerpo es espacio para comprender cómo actúa Dios. Que el cuerpo sea un espacio o un lugar indica que hay cierta intencionalidad en el mismo concepto. Un lugar – a nivel antropológico – representa un marco conceptual que sirve para interpretar y discernir el mundo. El pensador Cornelius Castoriadis ha acuñado la categoría de imaginario social para describir los modos en los que se leen los acontecimientos. A juicio de este pensador no hay pensamiento ni lenguaje fuera de la socialización. De hecho, el lenguaje es una construcción social, histórica y cultural. Y estas cuestiones tienen un necesario fundamento corporal. El lenguaje surge de un cerebro que producto de la evolución ha ido ampliándose y completándose de distintas visiones y comprensiones de la realidad. El cuerpo es también un gran lenguaje: nos acercamos, alejamos, manifestamos emociones, luchamos, nos relacionamos, y también discernimos. El cuerpo, en definitiva, es un espacio para discernir. Y también el cuerpo es un lugar teológico en razón de que es a través del Cuerpo de Cristo (de su verdadera humanidad) nosotros hemos podido ver, tocar, oír a Dios. El cuerpo es teología y la teología se vive a través de los movimientos del cuerpo. El cuerpo discierne a Dios, a la vida, los afectos.

El cuerpo es el gran vínculo que establecemos con el mundo, con los otros, con la naturaleza, con Dios, con nosotros mismos. Nos entendemos gracias a un cuerpo que siente, piensa, razona, vive, ama, cree y espera. El cuerpo es un gran espacio donde la humanidad puede o no manifestarse, hacer el bien o el mal. Eso también se discierne. El cuerpo es el lugar donde se vive el placer y la fe. Hay un conocimiento corporal que nos permite entrar en contacto con la realidad, tocarla a fondo como Dios invitó a Moisés a hacerlo en el gesto de descalzarse (Cf. Ex 3). Si el discernimiento es entrar en contacto con la historia, que también está marcada por lo corporal, el cuerpo es el gran vehículo para dichos acercamientos. El discernimiento, con ello, no se realiza solo a nivel teórico, o como una búsqueda intimista. El discernimiento es una forma de organización, de creación de comunidad, de resistencia ante la injusticia, de vínculos amorosos y placenteros. Debemos crear la conciencia del gusto por discernir y promover cambios que tiendan a la humanidad. Eso es pensar, en definitiva, los cuerpos que disciernen.

(1) Adolphe Gesché, Jesucristo (Salamanca, Sígueme 2013), 57.

Juan Pablo Espinosa Arce
Académico Instructor Adjunto, Facultad de Teología UC
Académico Universidad Alberto Hurtado, Centro Universitario Ignaciano, Facultad de Filosofía y Humanidades

** REVISA MÁS SOBRE DISCERNIMIENTO aquí **