Diario Reflexiones

Examinar mi vida al modo ignaciano y el significado de “la Pausa”

En los tiempos que vivimos es muy fácil perder el foco y preguntarnos ¿para qué me muevo tanto y corro de un lado para otro?  En efecto, se nos va perdiendo el encanto de los grandes deseos y motivos para la realización personal. La rutina y el estrés nos cansan y desgastan, volviéndonos, muchas veces, autómatas, repetidores de estilos de vida.

Nuestros deseos más hondos, se nos escapan en la gran superficie de lo no trascendental. Así, las apariencias nos van engañando, los comentarios sin mayor fundamento se asumen como propios; no hay suficiente silencio para detenernos en la verdad, la verdad profunda de lo que Dios quiere para cada uno y, así, poder vivirla, no en soledad, sino en comunidad y pertenencia solidaria.

Seguir leyendo

Evangelio del Día (18 al 24 de junio 2018)

EVANGELIO DE HOY Lunes 18 de junio de 2018.  San Salomón. (Mateo 5,38-42).

38 Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. 39 Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. 40 Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; 41 y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. 42 Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

AYUDA PARA TU ORACIÓN: Recordemos a las personas que nos han hecho mal. … sus nombres … sus rostros. … Recordemos el mal que nos han hecho, … el daño recibido. … ¿Nos nace hacerles lo mismo?, … ¿Queremos pagarles con la misma moneda? … Releamos el texto …  ¿Qué sentimos? … ¿Cómo nos sentimos?  … Demos gracias o pidamos perdón según creamos nos corresponde.


EVANGELIO DE HOY Martes 19 de junio de 2018. San Romualdo. (Mateo 5, 43-48).

13 Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisada por los hombres.  14 Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. 15 Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. 16 Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. 43 Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; 45 así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? 47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? 48 Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

AYUDA PARA TU ORACIÓN: ¿Quiénes son nuestros enemigos? … Identifiquémoslos … Traigámoslos a nuestra memoria. … Pronunciemos en silencio sus nombres … aquellos que nos han hecho daño … los que nos caen mal… ¿Cuáles son sus carencias? …  ¿Cuáles son sus problemas? … ¿Por qué serán así?  … ¿Qué le podemos pedir al Señor que haga por cada uno de ellos? … Conversemos con Dios sobre ellos, pidamos por ellos, por lo que pueden necesitar … Recemos por nuestros enemigos … es una buena práctica para comenzar una verdadera reconciliación.


EVANGELIO DE HOY Miércoles 20 de junio de 2018. San Florentino. (Mateo 6, 1-6. 16-18).

1 Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. 2 Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. 3 Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, 4 para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 5 Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. 6 Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 16 Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que, con eso, ya han recibido su recompensa. 17 Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, 18 para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

AYUDA PARA TU ORACIÓN: ¿Y nosotros, … como estamos en cada uno de estos temas?   … ¿Cómo hacemos el bien? … Recordemos los momentos en que lo hemos contado … ¿Cómo es nuestra oración? … ¿Tratamos de que otros nos vean en contacto con el Señor? … Recordemos los momentos en que hemos tratado de compartir nuestros momentos de arrepentimiento? … ¿Vivimos con alegría nuestra relación con Dios o más bien está llena de tristezas y penas? ¿porqué?


EVANGELIO DE HOY Jueves 21 de junio de 2018. San Luis Gonzaga. (Mateo 6, 7-15).

7 Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. 8 No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. 9 Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, 10 que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.  11 Danos hoy nuestro pan de cada día. 12 Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. 13 No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. 14 Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. 15 Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.

AYUDA PARA TU ORACIÓN: Repitamos lentamente, frase por frase el Padre Nuestro. ¿qué nos dice a nosotros, hoy? … ¿cuáles de ellas reflejan más nuestros anhelos de hoy? … ¿Qué faltas personales quisiéramos fueran perdonadas hoy por el Señor? … ¿Qué deberemos perdonar a nuestros hermanos?  … ¿Qué otra petición le agregaríamos hoy a nuestro Padre Nuestro desde nuestra vida personal y comunitaria? … Recemos nuevamente el Padre Nuestro con nuestra petición agregada


EVANGELIO DE HOY Viernes 22 de junio de 2018. San Tomás Moro y Juan Fisher. (Mateo 6, 19-23).

19 No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban. 20 Acumulen, en cambio, tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que los consuma, ni ladrones que perforen y roben. 21 Allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo. Si el ojo está sano, todo el cuerpo estará iluminado. 23 Pero si el ojo está enfermo, todo el cuerpo estará en tinieblas. Si la luz que hay en ti se oscurece, ¡cuánta oscuridad habrá!

AYUDA PARA TU ORACIÓN: ¿Cuáles son nuestros anhelos? … ¿nuestros deseos? … ¿Qué es lo que más buscamos en la vida? … ¿por qué luchamos? … ¿por qué objetivos daríamos nuestra vida? …  ¿qué tesoros acumulamos? … ¿cómo es nuestra relación con lo material?  … ¿con el dinero? … ¿con la fama? … ¿con el reconocimiento? … ¿cómo anda nuestra vanidad? … ¿Cuál es nuestra búsqueda? … ¿Hacia dónde dirigimos nuestra mirada? … ¿Qué andamos buscando? … Recordemos eso de que “allí donde esté tu tesoro, estará también tu corazón” … O sea, nuestros objetivos seguidos con pasión con todos nuestros sentimientos … ¿serán esas metas lo que Dios quiere para nosotros? … ¿cuánto de amor, perdón y servicio hay en esos objetivos?


EVANGELIO DE HOY Sábado 23 de junio de 2018. San Marcial y José Caffaso. (Mateo 6, 24-34).

24 Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero. 25 Por eso les digo: No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido? 26 Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y, sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos? 27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se inquiete, puede añadir un solo instante al tiempo de su vida? 28 ¿Y por qué se inquietan por el vestido? Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. 29 Yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos. 30 Si Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe! 31 No se inquieten entonces, diciendo: “¿Qué comeremos, ¿qué beberemos, o con qué nos vestiremos?”. 32 Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que ustedes las necesitan. 33 Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura. 34 No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción.

AYUDA PARA TU ORACIÓN: Revisemos nuestros objetivos de vida … ¿Qué prioridad tiene lo material? … ¿Cómo andan nuestras búsquedas? … ¿Es el dinero fuente importante de nuestros anhelos? … ¿Qué ataduras nos ligan al dinero? … ¿Lo sentimos como un conflicto de intereses? … ¿Nos complican nuestros valores cristianos, los valores del dinero? … ¿Y si el dinero fuera solo una forma de lograr nuestras grandes metas?


EVANGELIO DE HOY Domingo 24 de junio de 2018. Décimo Segundo domingo del tiempo ordinario. San Juan Bautista. (Lucas 1, 57-66.80).

57 Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. 58 Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. 59 A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; 60 pero la madre dijo: “No, debe llamarse Juan”. 61 Ellos le decían: “No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre”. 62 Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. 63 Este pidió una pizarra y escribió: “Su nombre es Juan”. Todos quedaron admirados. 64 Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. 65 Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. 66 Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: “¿Qué llegará a ser este niño?”. Porque la mano del Señor estaba con él. 80 El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel

AYUDA PARA TU ORACIÓN: Juan tuvo la misión de anunciar la venida de Jesús, el Mesías. ¿Quiénes nos han anunciado a Jesús en nuestras vidas …? ¿Quiénes nos han ayudado a seguirlo? Recordemos a esas personas y cómo nos anticiparon nuestra fe en Jesús. …   Una oración por ellos y por los que nos acompañan en nuestra vida espiritual. … Sacerdotes, religiosos(as), laicos, familiares, amigos(as). Mencionemos sus nombres y se los presentamos al Señor. … ¡Gracias a nuestros juanes!

Reírse es un deber

El sentido del humor como deber

Habría que proponer el sentido del humor como deber. Y dado que el sentido del humor no se improvisa, sería preciso instituir escuelas especiales para quienes no lo poseen. Una de las más agudas escritoras de espiritualidad de nuestro tiempo una espiritualidad de la vida cotidiana, para gente normal, adecuada a la de la gente de la calle, Madeleine Delbrêl, decía: “No hay monotonía y aburrimiento más que para las almas viejas”.

Se ha observado que allí donde el sentido del humor no tiene derecho de ciudadanía, reina la pedantería. Y donde reina la pedantería, se pierde la frescura, se empaña la alegría de la fe.

Son demasiados los maestros de espiritualidad que no tienen en cuenta el hecho de que la carcajada siempre es liberadora: libera de las obsesiones, de los tormentos, de los escrúpulos, de las inhibiciones, de los innumerables complejos, del problematismo complaciente. Seguir leyendo

Comunicado Centro de Espiritualidad Ignaciana

En el ánimo de actuar con transparencia y en el contexto que vivimos como Iglesia, la Compañía de Jesús y el Centro de Espiritualidad Ignaciana quieren informar que durante el mes de julio del año 2016, se recibió, de parte de una mujer adulta, una denuncia contra el P. Juan Pablo Cárcamo SJ, por acciones que involucraban la transgresión sexual y el abuso de conciencia, en el marco del acompañamiento en ejercicios espirituales.

Seguir leyendo

El Diario Espiritual de San Ignacio

En su autobiografía San Ignacio cuenta que cada día escribía en un cuaderno lo que le sucedía interiormente. Parece que contenía muchas hojas escritas. A su muerte se encontró solamente un cuaderno de 26 folios, de tamaño 27,5 x 22,7 cm. Cubre el tiempo transcurrido entre el 2 de febrero de 1544 y el 27 de febrero de 1545 mientras él se desempeñaba como General de los Jesuitas en Roma. Seguir leyendo

El Perdón, una necesidad y un arte

Nuestra vocación humana y cristiana es la cercanía, la comunión, la pertenencia. Necesitamos revisar regularmente nuestra capacidad de establecer relaciones verdaderas por donde pasen el gozo, nuestros amores, nuestros dolores, las penas, los cansancios, los sueños, nuestros proyectos más queridos.
Los vínculos y las experiencias de amistad son uno de nuestros rasgos que manifiestan nuestra identidad como seguidores de Jesús.

Seguir leyendo

El enfoque del Eneagrama en el Centro de Espiritualidad Ignaciana

El Eneagrama es un instrumento de autoconocimiento y transformación personal – basado en nueve tipos básicos de personalidad – que comenzó a ser difundido en ambientes católicos norteamericanos y europeos en la década de los 70’s.  En Chile, las primeras experiencias a nivel eclesial son de fines de los 80’s.  Una figura importante en esta difusión fue Eddie Mercieca SJ., por entonces, cofundador y primer director del Centro de Espiritualidad Ignaciana.

Seguir leyendo

Formación Virtual para las fronteras geográficas

¡Queremos compartir una gran noticia!

Desde junio el Centro de Espiritualidad Ignaciana (CEI) transmitirá simultáneamente actividades de formación vía streaming. Este servicio estará disponible exclusivamente para personas ubicadas fuera de la Región Metropolitana, ya que se enmarca en el Proyecto “Formación virtual en las fronteras geográficas/territoriales” promovido por la Provincia de la Compañía de Jesús.

Seguir leyendo

El mundo de los sentimientos y emociones, cómo operan e influyen en mi vida

San Ignacio en relación al fin de los Ejercicios Espirituales, en el Número 21 de éstos dice “Ejercicios Espirituales para vencerse a sí mismo y ordenar su vida, sin determinarse movido por inclinación (afecto) alguna que desordenada sea”. El orden tiene que ver con el fin de la vida del hombre, uno se ordena para lograr algo, y ese algo proponen los Ejercicios es “solo el servicio y alabanza de Dios nuestro Señor”, como se indica en diferentes números.

Seguir leyendo