Diario Reflexiones

TERCER DOMINGO DE PASCUA

El Evangelio que acabamos de escuchar retrata de algún modo la situación de quienes han vivido alguna vez, o están viviendo actualmente, un doloroso sentimiento de inutilidad en la vida. En la lectura se nos ha descrito la experiencia de Pedro y la de un grupo de compañeros que pasaron toda una noche sin pescar absolutamente nada. Están desanimados y muertos de frío aquella mañana a orillas del mar. Similar experiencia a la que tienen muchos hombres y mujeres a nuestro lado, de tantos días y de tantas noches, sin que encuentren resultados a los esfuerzos que han desplegado. Yo he estado a veces así. Es esa dolorosa experiencia que tienen algunos de sentirse inútil y de percibir que casi nadie los considera. Es la experiencia de los que creen que ya no producen nada, que están convencidos de que se les pasó la hora, que ya se sienten viejos y cansados, que perdieron la ilusión. El amor parece haberse cansado y al observar ellos mismos sus vidas piensan que se les hizo de “noche”. Algunas veces esta experiencia va acompañada con la certeza de que Dios parece que se ha escondido.

Sin embargo, la historia que nos narra el Evangelio de hoy es muy hermosa. Dice que amanecía sobre el lago y que un desconocido se acercó observando el cansancio de los apóstoles, sus fatigas y desilusiones. Ese desconocido les preguntó si tenían pescado para comer, pero aquellos siete hombres se vieron obligados a confesar todo su fracaso, pobreza e impotencia. No habían pescado nada durante toda la noche. Entonces aquel desconocido, que era Jesús, les invita a buscar en otro sitio, a tirar la red para otro lado. Ellos le hicieron caso y la pesca resultó grande, milagrosa, desmesurada.

Ante esta experiencia de fecundidad y de alegría, uno de los discípulos reconoció la voz del desconocido y les dijo a los demás: “¡Es el Señor!”. Una vez más resonaba en los apóstoles el anuncio de la Pascua: la victoria del Señor sobre la muerte. Entonces Simón Pedro se lanzó al mar y nadó hacia donde estaba Jesús. Los demás, en cambio, fueron detrás en la barca, arrastrando la red con los peces. Es interesante observar en esta historia las diferentes reacciones de esos hombres que corresponden a la diversidad de sus caracteres y de sus dotes espirituales: el que era emotivo reconoce y no se mueve; el activo e impulsivo se lanza al mar; los otros, que eran personas corrientes, arrastran la red hacia la orilla. Cada uno reaccionó a su manera, pero todos se abrieron a la acción de Dios.

A continuación, se nos muestra una escena cordial, llena de ternura. Los vemos a todos juntos alrededor de unas brasas y unos pescaditos asados con un rico pan. San Ignacio agrega que también Jesús les llevó un panal de miel. Todo era dulzura. Era, por tanto, un estupendo desayuno preparado por Jesús en esa hermosa mañana en el lago. Cada uno de los presentes se sintió superado por el amor y por la ternura del Señor. Se dieron cuenta que los esfuerzos que uno hace en la vida nunca son en vano. Nada es en vano cuando Jesús está con nosotros. El Señor siempre estará a nuestro lado, aunque sintamos la inutilidad de nuestros esfuerzos. Siempre el Señor tendrá algo que regalarnos, hasta el último momento de nuestras vidas. La invitación que el mismo Jesús nos hace hoy a cada uno de nosotros, tal como lo hizo aquella mañana, es decirnos: “Vengan a comer”.

Pero esta invitación le trae una pregunta. Es la que Jesús aquella mañana dirigió a Simón Pedro. Fíjense que no fue una pregunta sobre el pasado, del porqué te comportaste de esta manera o de esta otra. La pregunta que Jesús hizo a Pedro, y que también dirige hoy a cada uno de nosotros, es más bien la siguiente: “¿me amas más que estos?” Me cuesta pensar que Jesús se lo preguntaba a Pedro comparando su amor con el de los otros discípulos, como una competencia de quien amaba más al Señor. Me gusta entender que la pregunta más bien era de si lo amaba más que esos peces que habían recién pescado, es decir más que la seguridad o el espacio cómodo en el que uno se siente más protegido cuando se confronta con sus penas. Para Pedro constituía su seguridad la barca, las redes y los pescados. ¿Me amas más que tu seguridad? Pedro respondió: “Señor tú sabes que te amo”. Te quiero mucho más que a todas mis seguridades.

Lo cierto es entonces que Jesús interpeló a Pedro sobre la consistencia de su amor. No le recordó la traición de tan sólo unos días antes. Con la pregunta Jesús hace al mismo tiempo responsable a Pedro de las personas que le confiaba. A cada uno de nosotros también cada día Jesús nos pregunta si lo amamos y cada día nos confía la preocupación por los demás. La enseñanza de este Evangelio es que ninguno de nosotros será jamás abandonado, pase lo que pase. Aunque a veces uno se sienta inútil y sin fuerzas el amor lo puede todo y siempre habrá que estar atento a quienes más nos necesitan. Lo que finalmente cuenta es la fidelidad que mostremos cuando estemos cansados a la orilla del mar.

 

QUINTO DOMINGO DE PASCUA

La primera lectura, tomada del libro de los Hechos de los Apóstoles, va relatando el éxito misionero que en su tiempo conseguían Pablo y Bernabé con toda aquella gente que los escuchaba y que no eran judíos. Los empeños misioneros de estos dos personajes se convertían en fuente de propagación del Evangelio a lo ancho de todo el mundo pagano. Por otro lado, en la segunda lectura, el vidente Juan alienta nuestra esperanza con una magnífica visión de “un cielo nuevo y una tierra nueva”, ofreciendo una mirada a la gran meta a la que se dirigen los esfuerzos que hacen muchos para transformar las realidades de muerte que nos rodean con la fuerza vital arrolladora del Resucitado. Una nueva realidad de justicia, paz y amor fraterno trae la nueva Jerusalén que desciende del cielo enviada por Dios embellecida como una novia.

Estos textos sin duda reflejan una gran esperanza. Nos hace bien escucharlos en estos tiempos en cierto modo aplastantes, en que nos vemos sumergidos en tantas noticias desalentadoras, como las de sacerdotes acusados por abusos sexuales y por lo que han tenido que sufrir sus víctimas, o las contiendas políticas que suscitan la reforma de las pensiones, o los líos en el ministerio público y en el nombramiento de una nueva ministra para la Corte Suprema, o la reciente muerte de una mujer embarazada en un paradero en Cerro Navia. Todo eso es muy triste.  Pablo y Bernabé en los comienzos del cristianismo fueron conscientes de lo inevitable que es “pasar por muchas tribulaciones”. Ante tantas realidades negativas que vamos conociendo la desesperanza se nos puede instalar en el corazón. Por eso que la lectura de hoy del Apocalipsis es muy reconfortante. Nos dice que Dios ya instaló su carpa entre nosotros, que habita a nuestro lado, que se apronta a secar nuestras lágrimas, y que desea hacer nuevas todas las cosas.

Pero no podemos quedarnos pasivos ante lo que va aconteciendo. Tenemos que ir haciendo aprendizaje de lo que va ocurriendo. Aquellas situaciones que en determinados momentos nos provocan vergüenza, miedo, nos terremotean, nos quiebran algo por dentro, pueden ofrecernos, al mismo tiempo, posibilidades para purificar nuestras intenciones, para mejorar nuestro proceder y para darle un sentido renovado a nuestra existencia. Incluso la actitud maldadosa que pueden mostrar en ciertos momentos quienes desean principalmente hacer daño puede servirnos también para potenciar un mayor realismo acerca de las cosas y para reparar conductas menos apropiadas que hayamos podido tener. Para los que aman todo puede ser una ocasión propicia porque a través de lo que va sucediendo continuamente estamos siendo llamados, como dice el vidente Juan, a reconocer la presencia de Dios actuando y facilitándonos la vida. No lo olvidemos: los problemas son grandes oportunidades para sentirse acompañados por Dios y para que actuemos en nuestros asuntos de mejor manera.

Debiéramos dejar de lado el negativismo. Recordemos que en todas las apariciones de Jesús Resucitado éste se presentaba regalando paz, consolando tristezas y desilusiones y comunicando la fuerza que se necesita para no encerrarse en uno mismo, que es lo que hace la persona negativa. Fue precisamente en la tarde del jueves santo, durante la última cena, en medio de la confusión de ese momento, cuando Jesús regaló a todos “el mandamiento nuevo”, de amarse unos a otros de la misma manera de cómo Él nos había amado. De un tal amor nace el deseo de un día diferente, de un día mejor, para cada uno y también para todos. De un tal amor nace el deseo del fin de toda tristeza, de toda rabia y de todo poder oscuro. El cielo y la tierra nueva prometida se inauguran cuando comenzamos a amarnos del mismo modo en que el Señor nos ha amado.

El Padre Hurtado decía que “no todo es Viernes Santo. Hay el domingo y esta idea ha de dominar. En medio de dolores, pruebas… optimismo, confianza, alegría. Siempre alegres”. Por tanto, decía, hay que preocuparse de los demás, de hacerles algún bien, de servirles. Esto hace que nuestros fantasmas grises vayan desapareciendo. La felicidad no depende de fuera, sino de dentro. “No es lo que tenemos, ni lo que tememos, lo que nos hace felices o infelices. Es lo que pensamos de la vida”. Hay pues que pensar en positivo. Eso es lo que nos hace misioneros de buenas noticias. Esta es la fuerza que hemos heredado como verdaderos discípulos del Resucitado. Tenemos que salir a demostrarlo.   

Rancagua

PROGRAMA DE DISCERNIMIENTO ESPIRITUAL

  • FUNDAMENTACIÓN

Discernimiento para San Ignacio de Loyola conlleva la seguridad que Dios nos ayudará a tomar buenas decisiones, aun siendo conscientes de ser movidos por fuerzas contradictorias o contrarias entre sí. Unas que nos llevan hacia Dios y otras que nos empujan a alejarnos de él. Cualquiera que haya tomado una decisión importante conoce esta experiencia. Nos sentimos impulsados y orientados por una variedad de fuerzas internas: motivos egoístas contra motivos generosos, motivos libres contra los no libres, motivos sanos y saludables contra motivos enfermizos.

Por lo tanto, el discernimiento es la habilidad de ver claramente cuáles son esas fuerzas; ser capaces de identificar, ponderar y juzgar.

No se trata de seguir a ciegas ciertas reglas y regulaciones. Demás está decir que los Evangelios y las enseñanzas de la Iglesia son esenciales para la formación de nuestra conciencia, pero sobre todo en tiempos de complejidad, uno también debe confiar en los propios impulsos y acciones de Dios dentro del propio corazón.

Una palabra que se repite en la exhortación apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor) del Papa Francisco sobre la familia y el amor es ¨discernimiento. Esta palabra no es una frase genérica sino una con significado específico. Entender el discernimiento, por lo tanto, es la clave para entender el ¨Amoris Laetitia¨, así como también el enfoque general del Papa hacia el cuidado pastoral. La práctica del discernimiento está estrechamente ligada a la idea de la conciencia, también resaltada en este documento, particularmente para aquellos que se enfrentan a decisiones espirituales complejas. El documento preparatorio del sínodo de Obispos sobre los jóvenes volvió a insistir sobre el discernimiento.

¨Discernimiento¨ en el lenguaje común es la habilidad de juzgar sabiamente y ser capaz de escoger cuidadosamente entre muchas opciones. En el servicio pastoral se hace necesario ayudar el pueblo de Dios a discernir, a vivir una mayor convicción las propias decisiones cotidianas y de vida.

Se discierne para elegir lo bueno y nunca lo malo, y ojalá aspirar a lo mejor en relación a las opciones que la persona tiene por delante.

  • OBJETIVO:

Facilitar la comprensión y aplicación del discernimiento en la vida personal, familiar, laboral, etc. entregando herramientas para que el participante realice buenos discernimientos y pueda acompañar a otros/as en el proceso de discernir.

  • PÚBLICO ORIENTADO:

Abierto a todo público; Acompañantes Espirituales, Encargados de Pastoral de Colegios, Orientadores, Catequistas, Equipos Vocacionales, Religiosos(as), Sacerdotes.

  • REQUISITO:

Estar dispuesto a vivir el proceso formativo, no faltar más de 2 veces en el año y participar de los trabajos grupales.

  • HORAS: 28.
  • TEMÁTICAS y FECHAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lugar: Colegio S.S Corazones de Rancagua – El Manzanal.

INAUGURACIÓN DEL CURSO

Martes  09 ABRIL                                          SESIÓN 1                                  4 horas         

19:00hr a 19:30hr hrs.: Bienvenida – presentación del plan de trabajo. ( Selia Paludo)

MÓDULO I

19:00hr 21:0hr Clase inaugural: importancia de saber hacer un buen discernimiento.

Expositor: Ximena Rodríguez

2° sesión: 30 de abril:

19:00hr a 21:00hr Madurez afectiva. Maduración humana y autoestima. Emociones y pensamientos.

Expositor: Alejandra P.

MÓDULO II Discernimiento Ignaciano

 

Martes 07 y 28 de MAYO                              SESIÓN 2                                            4 HORAS

 

Discernimiento Ignaciano  

19:00 a 21:00 hrs.: San Ignacio de Loyola (Autobiografía).

Expositor:  DIA 07 Angela Perragalo  y dia 28 Ximena Rodrigues

 

SÁBADO 8 DE JUNIO                         SESIÓN 3                                                     4 HORAS

9:30 a 13:30 hrs.: 1ª. Parte ¿Qué son las Reglas De Discernimiento; Los espíritus y su modo de actuar: Discernimiento de espíritus; Consolación; Elección de vida: Reforma de vida; ¿Modos y tiempo de discernimiento?

Expositor :

MÓDULO III              

Discernir para encontrar la voluntad de Dios

SÁBADO 06 de julio                                       SESIÓN 4                                                4 HORAS

“Qué es la voluntad”: busca y encuéntrala

9:30hrs a 13:30hrs. Discernir la voluntad de Dios.

Expositor: Blanca

MÓDULO IV

Un hombre discerniente: P. Hurtado y el discernimiento

                   

Martes   06 y 27  AGOSTO                                             SESIÓN 5                                    4 HORAS

 

19:00hr a 21:00hr hrs.: Padre Hurtado y el discernimiento

Expositor día 6 : P. Jaime C.

Expositor día 27:  Angela Perragallo.

MÓDULO V

Un buen discernir en comunidad

 

Sábado 31 AGOSTO                                      SESIÓN 6                                             8 HORAS.

9:15 a 13:15 hrs.: Diversas mociones que Surgen en el Ser de una comunidad

Expositor: P. Juan Diaz.SJ

14:30 a 18:00 hrs.: Retiro y Evaluación

Expositor: Selia Paludo

ADHESION:      $ 98.000 POR PARTICIPANTE

POR SENCE  $125.000 POR PARTICIPANTE.

Parroquia santa María de Las Condes

Servicios que apoyará el CEI en la Parroquia santa María de Las Condes

Objetivo: Fortalecer los vínculos comunitarios entre los participantes y su acción evangelizadora.

Primera actividad: Tomemos un café y hablemos de nuestra vocación laical

Se entrega un librito de bolso

Día 15 de mayo

Horario 20:30 a 22:00hr

Cupos 30

Adhesión: Parroquia $ 4.000 Por participante

Día 29 de mayo

Horario 20:30 a 22:00hr

Cupos 30

Adhesión: Parroquia $ 4.000 Por participante

Segunda actividad: Retiro del día 31 de mayo al 02 de junio con alojamiento.

QUÉ SON LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES?

¿Qué son?

Son un encuentro profundo y personal con Dios en un diálogo fraterno “como un amigo habla a otro amigo”, en que vamos profundizamos   nuestro conocimiento de Cristo, quien nos invita a caminar con Él, como  hijos de Dios, hermanos de todos y servidores de la vida

¿Para qué?
Ayuda a conocer las propias resistencias y dificultades los “afectos desordenados” que tenemos en nuestra vida, y que nos impiden ser libres
Nos conduce por un camino de libertad, para transformarnos, liberarnos de todo aquello que nos ata y esclaviza.
“Ordenar la vida” vivir unidos con Dios, para buscar, hallar y realizar su voluntad.
Invitación a vivir en la plenitud y felicidad que Dios quiere para nosotros.

Anímate a vivir esta experiencia, con momentos de silencio y de compartir grupal.

Lugar: casa de retiro Calera de tango

Horario: inicio día 31 las 20hr; termino día 02 las 13hr

Adhesión: $ 70.000

Cupos 21.

 

Tercera actividad: Curso Bíblico

ESPIRITUALIDAD EN LA BIBLIA

Si desea seguir formándose en el conocimiento de la Palabra de Dios  y buscas un encuentro con El por medio de la  Palabra te invitamos a participar del curso la Espiritualidad  en la Biblia.

Encuentro con la Belleza y presencia de Dios en su Palabra

Objetivo general: Encontrarme con Dios Trino en la Palabra    creciendo en el desarrollo de propia espiritualidad.

Requisito para participantes: Desear crecer en el encuentro con la Palabra, disposición para conocer y dejarse provocar.

Beneficio del participante: crecimiento en el conocimiento de la Palabra de Dios y fortalecimiento de la propia fe.

Expositor: Jaime Castelán sj

Horas: 12 horas

Metodología

Tres módulos de 4 horas cada uno. Una persona puede inscribirse en un módulo o las tres.

Adhesión: $ 40.000

 

Primer modulo

Tema: El acompañamiento espiritual de Jesús.

Fechas: 05 y 12 de junio

Horario: 20:30hrs a 22:00hrs

 

Segundo modulo

Tema: la búsqueda de la voluntad de Dios Moisés

Fechas: y 19 y 26  de junio.

Horario: 20:30hr a 22hrs

 

Tercero modulo

Tema: El discernimiento en San Pablo

Fechas: 03  y 10 de julio.

Horario: 20:30hr a 22hrs

 

Inscribirse con

Email : Beatriz Larraechea <blarraechea@gmail.com

Teléfono: 992384919.

Email: Fernando López < fjlopeztarres@gmail.com

Teléfono: 993326022.

o en Ignaciano.cl

Secretaría de la parroquia .Santa María de Las Condes

Iquique

PROGRAMA DE FORMACIÓN PARA IQUIQUE

El centro de espiritualidad Ignaciana –CEI_ ofrece al Departamento de Formación

Área de Espiritualidad Diócesis de Iquique, las siguientes alternativas de formación: 

PROGRAMA PARA FORMAR PERSOANS EN ACOMPAÑAMIENTO EN

 Los Ejercicios en la vida cotidiana 

Modalidad: 4 fines de semanas en el año 2019

Más 2 en el año 2020

Requisito: Participar de todas las clases, tener tiempo para leer y después de cada clase realizar la aplicación en la oración personal (vivencia de los EVC) encuentro semanal con una acompañante vía online, desde Santiago.

1ª Sesión: Mes de mayo,                   días 10, 11 y 12

Viernes: Día 10

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática: Autobiografía

Sábado: Día 11

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: Aracely

  1. ¿Son los Ejercicios?
  2. Orígenes de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio
  3. Dinámica interna de los ejercicios-Anotaciones

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

Temática:            Iniciación a la Oración –Tres modos de Orar:

  1. Las peticiones y el examen de la oración – -Adiciones
  2. El examen diario

Domingo día: 12

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática:

  1. Principio y Fundamento
  2. Textos Bíblicos

Expositor:

OBS: Dejar las indicaciones para la oración personal (orar la primera parte delos EVC y enviar los examen,

2ª Sesión: Mes de junio,                   días 28,29 y 30

Viernes: Día 28

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:  

  1. Actitudes, Habilidades, destrezas de un Acompañante de EE.EE 

Sábado: Día 29

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática:

  1. Imágenes de Dios

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

Temática:

  1. Primera Semana:
  2. Pecado Social
  3. Pecado personal
  4. Infierno

Domingo día: 30

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática:

  1. -Misericordia y Perdón
  2. Textos bíblicos de primera semana

 

OBS: Dejar las indicaciones para la oración personal (orar la primera parte delos EVC y enviar los examen

3ª Sesión: Mes septiembre,     días 6,7 y 8.

Viernes: Día 6

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:

  1. Discernimiento Espiritual

Sábado: Día 7

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

  1. Reglas de Discernimiento
  2. Reglas de Primera Semana

Horario de la Tarde: 14:30 a 16:30hrs

  1. El Aporte del acompañamiento Psicoespiritual y sus límites en los EE.

17:00hrs a 19:00hr

  1. La Virgen en los EE

Domingo día: 8

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: Segunda Semana

  1. Cristología en EE.EE
  2. El Llamado del Rey
  3. Encarnación y Nacimiento
  4. Contemplación de la Vida Oculta y pública de Jesús

 

Dejar las indicaciones para la oración personal (orar la primera parte de los EVC y enviar el examen                

4ª Sesión: octubre, días 25,26,27 .

Viernes: Día 11

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:

1.Banderas – Binarios – Tres grados de Humildad  

Sábado: Día 12

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

2.Elección y Reforma de vida

3.Reglas de Segunda Semana

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

  1. Textos bíblicos de segunda semana

Domingo día: 13

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: oración de contemplación de segunda semana

Una mañana de retiro.

 

Dejar las indicaciones para la oración personal ( orar la primera parte delos EVC y enviar los examen

Sesión: abril 2020 , días

Viernes: Día

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:

1 . Conversaciones espirituales y la Entrevista en los EE

Sábado: Día

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: Tercera Semana

1 . La Pasión según San Ignacio en  EE.

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

  1. Reglas: Para el Comer, Escrúpulos y Limosnas

Domingo día: 13

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática:

  1. Textos bíblicos

 

Dejar las indicaciones para la oración personal ( orar la primera parte delos EVC y enviar los examen

Sesión: mayo 2020, días

Viernes: Día

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:

  1. Importancia de la Supervisión en el acompañamiento de EE

Sábado: Día

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: Cuarta semana y Contemplación para encontrar amor.

  1. Resucitado

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

  1. El Oficio de Consolar en los EE
  2.  de las elecciones
  3.  Reglas para sentir en y con la Iglesia

Domingo día: 13

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática:

  1. Contemplación para alcanzar amor

Horario: 11:30 a 13:00hr

 

Dejar las indicaciones para la oración personal ( orar la primera parte delos EVC y enviar los examen

Sesión: agosto 2020  , días

Viernes: Día

Horario. (18hrs a 21:30hr)

Temática:

  1. El cuerpo en la oración y en los ejercicios.

Sábado: Día

Horario de la Mañana: 9:30 a 13:00hr

Temática: Como dar los EVC

  1. Dinámica de grupo. Metodologia.
  2. Dificultades en el acompañar.
  3. Como convocar.

Horario de la Tarde: 14:30 a 19hrs

Inicio del retiro

Domingo día: 13 términos del retiro

El Discernimiento Espiritual

Reflexión Mensual –  Abril 2019 

El discernimiento espiritual es un diálogo de deseos: los deseos que tiene cada persona (según la realidad en la que se halle) con los deseos de Dios. Se trata de los deseos profundos: los que dicen quién es cada uno en lo más íntimo. Este diálogo de deseos se da para producir algo nuevo, algo que brota del corazón de cada persona.

El discernimiento espiritual cristiano se sustenta sobre dos pilares inseparables: uno el influjo de las mociones (movimientos, impulsos), que influyen en el psiquismo humano. Y el otro, la figura histórica de la vida de Cristo.

Para que haya discernimiento espiritual se necesita trabajar dos condiciones indispensables: 1ª) la “libertad de los afectos desordenados” o “libertad interior”, y ello supone tanto la abnegación del amor propio y la relativización del propio juicio. 2ª) La “rectitud de intención”. A estas dos condiciones o principios se les pueden llamar, “sinceridad y verdad”.

El discernimiento de espíritus tiene una función clarificadora en torno a los tres aspectos siguientes: 1ª) La objetivación del origen de las mociones: ¿qué me mueve y hacia dónde me conduce? 2ª) La elección del mejor modo de comportarse frente a lo que provocan estas mociones: ¿cuál actitud o comportamiento elijo? 3ª) El equilibrio para atemperar los extremos hacia los que puede inclinarse la persona: “ni alzarse ni hundirse”. Por este motivo, al discernimiento sólo se le puede pedir: 1º) que ayude a consolidar mi libertad; 2º) que dé pistas para captar hacia qué estado de vida me inclino (soltero, casado, consagrado); y 3º) que arroje luz para percibir la situación espiritual en la que me encuentro.

Ahora bien, dada la tendencia inconsciente (en principio natural y buena) del psiquismo humano a “instalarse” en seguridades que terminan por convertirse en auténticas ataduras, el discernimiento implicará:

  1. a) Capacidad de escucha, apertura, búsqueda, relación y encuentro con los demás. La convicción de que no me lo sé todo, de que mi juicio y opiniones no son siempre los mejores, ni los más correctos.
  2. b) Conocimiento y dominio de los propios condicionamientos afectivos o ideológicos, ansias de poder, controlar, poseer, figurar. Hacerse consciente de los propios prejuicios que desenfocan, distraen. Darse cuenta de que se es muy sensible a ciertos valores y ciego ante otros; inclinado a ciertas prácticas sociales y no a otras; con determinados intereses que se defienden, pero que no son tan buenos como se cree; muy atento a cómo pueden reaccionar determinados interlocutores y sordo a lo que opinan otros. A todas estas dinámicas se les conoce como “afectos desordenados”.
  3. c) Capacidad de cambio. La libertad para asumir riesgos y prontitud para responder sin que la prudencia anule la valentía que inspira el Espíritu. Capacidad para afrontar situaciones de forma novedosa y creativa, para abandonar estrategias que ya no sirven y optar por nuevas ideas. Todo esto tiene que ver con la libertad, la generosidad y la disponibilidad que la persona tenga o vaya adquiriendo en la vida.

La finalidad del discernimiento espiritual es aprender a vivir con alegría, fraternos, solidarios, eficaces, servidores. San Ignacio diría que el discernimiento es la base para que la persona viva y se desarrolle guiada por la “ley interna de la Caridad” (ley del Amor). Una norma interior que nos enseña a conducirnos de la mejor manera posible, en el aquí y ahora de las circunstancias concretas de la vida, como persona, como miembro de una familia, como ciudadano.

Si me falta discernimiento, comienzo a desquiciarme, me invento un mundo y creo en él, llamo bien al mal y al mal bien, idolatro las cosas y a las personas, espanto la alegría, desaparece la esperanza, muere la vida.

 

(Santiago Arzubialde sj.)
(Gustavo Albarrán sj.)

¿Por qué hablar de interioridad?

Reflexión – Formativa.

¿Por qué inventamos palabras? ¿Por qué necesitamos el sustantivo “interioridad”? ¿Tiene interés usar una palabra nueva para referirse a alguna cosa de siempre?

La conciencia de la interioridad se ha desarrollado a lo largo de la historia y se ha ido extendiendo de la mano del lenguaje y del arte. La interioridad desde la antigua Grecia (donde la identidad está esencialmente en la exterioridad) ha ido deviniendo “interior”, a través de Agustín (quien con las Confesiones escribió el primer diario íntimo de la modernidad), Descartes (quien inventa el yo) o a la psicología del siglo XX. Hoy la posibilidad de recorrer el mundo interior es mayor que en el siglo XVI. Pero Ignacio de Loyola o Shakespeare recorrieron sus mundos interiores más que muchos contemporáneos nuestros. Las metáforas de la interioridad penetran la obra de Shakespeare lingüísticamente, imaginativamente y temáticamente. Pero posiblemente este nombre madura en el romanticismo y el pietismo protestante centroeuropeo, que escruta en el mundo de los sentimientos y de la vivencia religiosa íntima ante un mundo católico que subraya más la adhesión a la objetividad de la doctrina. Desde finales del siglo XX se difunde esta palabra, y va apareciendo como un concepto filosófico y antropológico asociado al yo. En España, desde hace unos años, también se habla de ello asociando interioridad a ejercicios psicocorporales, emocionales más o menos relacionados con la espiritualidad. Sin embargo, en otros países, a menudo para referirse a estas prácticas, se habla de actividades de toma de conciencia, de espiritualidad (con un sentido a menudo no religioso), y últimamente de mindfulness, atención llena o consciente, concepto nuevo que se está extendiendo, con muchas especializaciones, entre ellas el mundo de la educación y la religión.

Con el sustantivo interioridad subrayamos la importancia que la cultura ha dado a la subjetividad, se enfatiza una dimensión de la persona que hoy consideramos muy importante: una dimensión antropológica autónoma –no dependiente de ideologías o creencias–, constitutiva de la persona. Es un concepto que tiene la ventaja de ser muy englobante, intuitivo, poco ideológico, poco técnico…; y es más amplio que hablar de emociones, conciencia, subjetividad, alma o espíritu. Además, por un lado, defendemos el yo postmoderno desprotegido frente a un entorno que lo abruma de numerosos ruidos que lo fragmentan y de novedades que amenazan su identidad, o frente a una racionalidad y un empirismo insuficientes. Por otro lado, nos ayuda a concentrar iniciativas para impulsar un crecimiento humano más integral e ir a fondo en lo que uno emprende.

Extracto del primer capítulo “De entrada unas preguntas”, por Lluís Ylla, del Cuaderno de Espiritualidad: ¿De qué hablamos cuando hablamos de Interioridad?, Lluís Ylla, Xavier Melloni, Josep M. Rambla, M. Dolors Oller.

Oremos Juntos

Oremos juntos

 

Señor Dios mío, deseo profundamente aprender cómo vivir en este mundo donde todo pasa rápidamente.

Aprender a dar sentido a lo que siento, a hacerme responsables de mis acciones y decisiones.

Aprender a sostenerme, a ordenarme y vivir con equilibrio. No dejar que me consuma los quehaceres del día a día.

Aprender a relacionarme con todo lo que creaste y con las invenciones de seres humanos.

Aprender a disfrutar de lo bello y agradable con profundidad.

Aprender a vivir mi vida sin superficialidad.

Aprender a reconocer lo que está dentro de mí y mueve mi ser a vivir con mayor plenitud.

Para esto te pido enséñame a tener espacios de silencio, de recogimiento, de escucha profunda de mi ser y del Ser que lo habita.

Solo así seré capaz de movilizarme y ser más humano, capaz de humanizar mi entorno.

Amén.

Inicio de Año con Colaboradores

La mañana del sábado 03 de marzo se vivió con alegría, reflexión y en miras hacia un futuro mejor. Los colaboradores del Centro de Espiritualidad Ignaciana compartieron sus deseos e ideas para que lleguemos a las fronteras, a los lugares en donde la fe está débil. Se reflexionó en torno a cómo ser una nueva Iglesia.

El Padre Jaime Castellón sj. habló del primer milagro de Jesús en las Bodas de Caná, cuando convirtió el agua en vino. “Es momento de que nosotros estemos dispuestos a unirnos a Dios, para que él actúe a través de nosotros y reconstruyamos una iglesia nueva”, dijo el Padre en la reflexión inicial de la mañana.

Luego, puso de manifiesto el rol de la Virgen María como madre y como representante del pueblo de Dios. “María es la representación de este pueblo nuevo y la mujer que ama a Jesús. Es la representación de la que se une con Dios”, explicó. “Representa las aspiraciones del pueblo, de la humanidad”.

El Padre Jaime recordó que el Padre Hurtado siempre decía que “uno puede serle útil a Dios para que actúe”, por eso la grandeza de María: porque ella es la que siempre cumple la voluntad de Dios. “Es la representante de la humanidad: madre, mujer, la que hace la voluntad de Dios, la que le es útil. Ella dice a los hombres en medio de las Bodas de Cana: “Hagan lo que él les diga”. Luego Jesús pidió que llenaran las tinajas de agua, los hombres lo hicieron, y cuando las llevaron donde los novios para que bebieran, el agua se había convertido en vino. En el mejor vino”, cuenta el Padre.

“Tú puedes tener un papel útil para que Dios actúe. Yo puedo serle útil Jesús. Cada uno de nosotros tiene que volver a decirle que sí a Dios: yo quiero estar unido a ti. Esta es la invitación para cada uno ahora”, refirma el P. Jaime Castellón sj.

La jornada continuó con una reflexión personal, para luego compartir los pensamientos en grupos. Después, la subdirectora, Selia Paludo, realizó un resumen de los objetivos del CEI que se esperan este año y dejó abierta la pregunta:¿cómo hacemos llegar la espiritualidad ignaciana a las fronteras?

 

 

 

 

Parroquias y Diócesis

Nueva Edición 207 Cuadernos Digitales 2018

“Salvar la proposición del prójimo hoy. La respuesta de San Ignacio ante las relaciones conflictivas”

El Centro de Espiritualidad Ignaciana (CEI) presenta la nueva edición N° 207 correspondiente a su colección de Cuadernos Digitales, titulado “Salvar la proposición del prójimo hoy. La respuesta de San Ignacio ante las relaciones conflictivas”.

Seguir leyendo

Semana CEI 14-12-2018

El P. Guido Jonquières SJ. realizó el último Retiro de Perseverancia del año en la casa Padre Hurtado y el P. Tony Mifsud SJ. el último Retiro de Una Mañana transmitido a regiones. Francisco Jiménez SJ. y el psicólogo Camilo Barrionuevo finalizaron el Curso-Taller: “Contemplar la Crisis, claves para reflexionar acerca de la crisis actual de la Iglesia”. Juan Díaz SJ. dio una Charla sobre Navidad en la Capilla Santa Teresita de Lisieux en Las Condes y Katie Van Cauwelaert finalizó el Taller Adviento y Navidad: “¡¿Ilusión, reto, resignación?!” en el Edificio Arrupe. Adriana Casanova y Alejandro López acompañaron una actividad de la Red Mundial de Oración del Papa en Padre Hurtado. Con una gran convocatoria y entregándole muchas muestras de cariño, ayer fue el lanzamiento del libro “Pasajero en tránsito” del P. Juan Ochagavía SJ. que narra parte de su vida personal y de servicio a Dios; estará disponible para su venta en el CEI y Revista Mensaje. Invitamos a participar del taller “Eneagrama de la Personalidad” que realizaremos en el mes de enero en el Edificio Arrupe (click aquí).