Evangelio de esta Semana (noviembre 18)

Semana del 18 al 24 de noviembre 2019

LUNES 18 DE NOVIEMBRE DE 2019.  DEDICACIÓN DE LAS BASÍLICAS DE SAN PEDRO Y SAN PABLO | LUCAS 18. 35-43

35 Cuando se acercaba a Jericó, un ciego estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. 36 Al oír que pasaba mucha gente, preguntó qué sucedía. 37 Le respondieron que pasaba Jesús de Nazaret. 38 El ciego se puso a gritar: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!». 39 Los que iban delante lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!». 40 Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran. Cuando lo tuvo a su lado, le preguntó: 41 «¿Qué quieres que haga por ti?». «Señor, que yo vea otra vez». 42 Y Jesús le dijo: «Recupera la vista, tu fe te ha salvado». 43 En el mismo momento, el ciego recuperó la vista y siguió a Jesús, glorificando a Dios. Al ver esto, todo el pueblo alababa a Dios.
———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplemos la escena … al ciego … nos imaginamos su vida … pobre, pidiendo limosna, ciego … Traigamos a nuestro corazón a tantos otros que hoy están junto al camino … sin esperanzas. Lo vemos pedirle compasión a Jesús, probablemente su última esperanza.  Contemplemos a Jesús que se interesa por él. Y su pregunta … ¿Qué quieres que haga por ti? … La respuesta del ciego y su reacción ante el milagro. … Me imagino que Jesús se dirige a mí, me mira a los ojos, me toma de las manos, … siento sus manos rosando las mías …  y me pregunta “¿Qué quieres que haga por ti?”  … ¿Qué le respondo?

MARTES 19 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN ANDRÉS AVELINO | LUCAS 19. 1-10

1 Jesús entró en Jericó y atravesaba la ciudad. 2 Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos. 3 Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura. 4 Entonces se adelantó y subió a un sicomoro para poder verlo, porque iba a pasar por allí. 5 Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa». 6 Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría. 7 Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Se ha ido a alojar en casa de un pecador». 8 Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: «Señor, ahora mismo voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le daré cuatro veces más». 9 Y Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, 10 porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido».
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Contemplemos la escena. El rostro de Zaqueo, cómo le va cambiando, como se va transformando. … Imaginémonos que somos Zaqueo …con nuestra historia, con nuestra carga personal.  Jesús nos dice que quiere quedarse en nuestra casa … ¿Cómo reaccionamos?  …  ¿Qué podemos prometerle concretamente? … ¿Qué cambio le podemos ofrecer?

MIÉRCOLES 20 DE NOVIEMBRE DE 2019. SAN EDMUNDO | LUCAS 19. 11-28

11 Como la gente seguía escuchando, añadió una parábola, porque estaba cerca de Jerusalén y ellos pensaban que el Reino de Dios iba a aparecer de un momento a otro. 12 Él les dijo: «Un hombre de familia noble fue a un país lejano para recibir la investidura real y regresar en seguida. 13 Llamó a diez de sus servidores y les entregó cien monedas de plata a cada uno, diciéndoles: «Háganlas producir hasta que yo vuelva». 14 Pero sus conciudadanos lo odiaban y enviaron detrás de él una embajada encargada de decir: «No queremos que este sea nuestro rey». 15 Al regresar, investido de la dignidad real, hizo llamar a los servidores a quienes había dado el dinero, para saber lo que había ganado cada uno. 16 El primero se presentó y le dijo: «Señor, tus cien monedas de plata han producido diez veces más». 17 «Está bien, buen servidor, le respondió, ya que has sido fiel en tan poca cosa, recibe el gobierno de diez ciudades». 18 Llegó el segundo y le dijo: «Señor, tus cien monedas de plata han producido cinco veces más». 19 A él también le dijo: «Tú estarás al frente de cinco ciudades». 20 Llegó el otro y le dijo: «Señor, aquí tienes tus cien monedas de plata, que guardé envueltas en un pañuelo. 21 Porque tuve miedo de ti, que eres un hombre exigente, que quieres percibir lo que no has depositado y cosechar lo que no has sembrado». 22 Él le respondió: «Yo te juzgo por tus propias palabras, mal servidor. Si sabías que soy un hombre exigente, que quiero percibir lo que no deposité y cosechar lo que no sembré, 23 ¿por qué no entregaste mi dinero en préstamo? A mi regreso yo lo hubiera recuperado con intereses». 24 Y dijo a los que estaban allí: «Quítenle las cien monedas y dénselas al que tiene diez veces más». 25 «¡Pero, señor, le respondieron, ya tiene mil!». 26 Les aseguro que al que tiene, se le dará; pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. 27 En cuanto a mis enemigos, que no me han querido por rey, tráiganlos aquí y mátenlos en mi presencia». 28 Después de haber dicho esto, Jesús siguió adelante, subiendo a Jerusalén.
 ———————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: ¿Qué regalos sentimos que hemos recibido del Señor? … ¿Qué misión nos ha dado? … ¿A quiénes nos ha confiado? … Miremos a nuestro alrededor … nuestra familia … nuestros amigos … nuestra comunidad … nuestro trabajo … nuestros estudios … ¿qué nos ha pedido el Señor que hagamos? … ¿Cómo poder multiplicar su regalo? … ¿con quienes?

JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2017. LA PRESENTACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA | LUCAS 19. 41-44

41 Cuando estuvo cerca y vio la ciudad, se puso a llorar por ella, 42 diciendo: «¡Si tú también hubieras comprendido en este día el mensaje de paz! Pero ahora está oculto a tus ojos. 43 Vendrán días desastrosos para ti, en que tus enemigos te cercarán con empalizadas, te sitiarán y te atacarán por todas partes. 44 Te arrasarán junto con tus hijos, que están dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has sabido reconocer el tiempo en que fuiste visitada por Dios».
————————————————————————————————————
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Jesús se compadece de Jerusalén porque había perdido la fe. Recorramos nuestro entorno de amigos, familia y conocidos. … ¿Quiénes de ellos como Jerusalén han perdido la fe y ya no reconocen la visita de Dios?  … Igual que Jesús mirémoslos con compasión y pidamos por ellos. … Pidamos por esos días de angustia que podrán sentir lejos de Dios. … Pidamos para que puedan volver a sentir al Señor cerca, pronto. …  ¿Y nosotros…? ¿Tenemos menos fe que antes? … Si es así, Jesús está rezando para que recuperemos la fe, para que cada día sea mayor nuestra fe en El y practiquemos el Evangelio. Gracias Señor

VIERNES 22 DE NOVIEMBRE DE 2017. SANTA CECILIA | LUCAS 19. 45-48

45 Y al entrar al Templo, se puso a echar a los vendedores, 46 diciéndoles: «Está escrito: Mi casa será una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones». 47 Y diariamente enseñaba en el Templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los más importantes del pueblo, buscaban la forma de matarlo. 48 Pero no sabían cómo hacerlo, porque todo el pueblo lo escuchaba y estaba pendiente de sus palabras.
 ———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Nuestro cuerpo, nuestra vida es también templo donde habita el Espíritu Santo … ¿qué signos de mercaderes podrá encontrar Jesús en nosotros? … ¿Qué contradicciones e incongruencias existen en nuestro estilo de vivir? … Le pedimos a Dios nos permita abrir nuestro corazón a Jesús y que expulse de nosotros la acción del mal espíritu … que en su templo no haya odio, ni ambiciones desmedidas … que el amor, la justicia y la solidaridad la conviertan en una casa de oración y no en una cueva de ladrones 

SÁBADO 23 DE NOVIEMBRE DE 2017. SAN CLEMENTE I Y COLUMBANO | LUCAS 20. 27-40

27 Se le acercaron algunos saduceos, que niegan la resurrección, 28 y le dijeron: «Maestro, Moisés nos ha ordenado: Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda. 29 Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos. 30 El segundo 31 se casó con la viuda, y luego el tercero. Y así murieron los siete sin dejar descendencia. 32 Finalmente, también murió la mujer. 33 Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?». 34 Jesús les respondió: «En este mundo los hombres y las mujeres se casan, 35 pero los que son juzgados dignos de participar del mundo futuro y de la resurrección, no se casan. 36 Ya no pueden morir, porque son semejantes a los ángeles y, al ser hijos de la resurrección, son hijos de Dios. 37 Que los muertos van a resucitar, Moisés lo ha dado a entender en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. 38 Porque él no es un Dios de muertos, sino de vivientes; todos, en efecto, viven para él». 39 Tomando la palabra, algunos escribas le dijeron: «Maestro, has hablado bien». 40 Y ya no se atrevían a preguntarle nada.
 ———————————————————————————————————-
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Pensemos en nuestros amigos y familiares que ya han partido … Ellos están viviendo otra vida. Un recuerdo especial para ellos. Jesús insiste en que ellos están vivos con Dios. ¿qué sentimos al respecto?  … ¡Están vivos! … De otra forma a la que tenían acá … pero … ¡vivos!. Gracias Señor.

DOMINGO 24 DE NOVIEMBRE DE 2017. N. S. JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO | LUCAS 23. 35-43

35 El pueblo permanecía allí y miraba. Sus jefes, burlándose, decían: «Ha salvado a otros: ¡que se salve a sí mismo, si es el Mesías de Dios, el Elegido!». 36 También los soldados se burlaban de él y, acercándose para ofrecerle vinagre, 37 le decían: «Si eres el rey de los judíos, ¡sálvate a ti mismo!». 38 Sobre su cabeza había una inscripción: «Este es el rey de los judíos».  39 Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo: «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros». 40 Pero el otro lo increpaba, diciéndole: «¿No tienes temor de Dios, tú que sufres la misma pena que él? 41 Nosotros la sufrimos justamente, porque pagamos nuestras culpas, pero él no ha hecho nada malo». 42 Y decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a establecer tu Reino».43 Él le respondió: «Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso».
———————————————————————————————————–
PISTAS PARA LA ORACIÓN: Cristo Rey … El Reino de Dios … ¿qué hago yo para que se extienda ese Reino donde Cristo es Rey? … ¿Cómo debiera ser ese Reino? … ¿Qué falta para que sea? … ¿por dónde empezar? … ¿qué puedo hacer yo en concreto para construir aquí el Reino donde Jesús es verdadero Rey?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>