¡Gracias por este año!

Un nuevo año llega a su fin y brota espontáneamente mirar lo vivido.
Personas, lugares, situaciones, encuentros, celebraciones, derrotas y conquistas.
He probado: alegrías, dolores, creatividad, humor, orden y desorden.
He gozado de la compañía de mucha gente, he encontrado a muchos, recuerdo el rostro de algunos, de otros, sus historias.
He disfrutado la gentileza y la ayuda de tantas personas.
He crecido con muchas enseñanzas.
He fallado, he dejado de hacer, y dejado de encontrar tantas otras cosas.
Te presento Señor este año, con sus momentos de mucha profundidad y otros de tanta superficialidad.
Te presento lo que he vivido, te doy lo que he sentido, oído, gustado, tocado, hablado, eso te doy, pues todo es don tuyo para mí.
Gracias por la amistad, por el cariño recibido y lo regalado, por el amor incondicional, por los encuentros y desafíos vivenciados.
Gracias por el crecimiento, sobre todo cuánto sacrificio costó el poder realizarlo.
Gracias por el camino recorrido.
Gracias por mi casa, por mi familia, por el pan de cada día.
Gracias por mi trabajo, por mis amigos.
Señor, gracias, por lo vivido contigo, por acompañarme siempre, por cuidarme, por donarte a mí sin reservas, sin condiciones.
Amén.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>